Temas Especiales

08 de Mar de 2021

Nacional

La colombiana que volvió a nacer

ESPAÑA. Científicos en España llevaron a cabo el primer transplante usando la técnica de ingeniería de tejidos con el fin de colocarle ...

ESPAÑA. Científicos en España llevaron a cabo el primer transplante usando la técnica de ingeniería de tejidos con el fin de colocarle una tráquea a una paciente que aportó sus propias células madre.

El logro tecnológico también significa que por primera vez el transplante de tejidos puede ser posible sin la necesidad de usar posteriormente medicamentos inmunosupresores con el fin de que el organismo del paciente no rechace el órgano o tejido donado.

LA PACIENTE NECESITADA

La paciente Claudia Castillo, colombiana de 30 años de edad y madre de dos hijos, necesitaba la cirugía para salvar un pulmón, tras un severo daño a sus vías respiratorias a consecuencia de una tuberculosis.

Para hacer el nuevo conducto de aire, los médicos usaron la tráquea de un donante que había muerto recientemente.

Luego utilizaron fuertes productos químicos y enzimas para quitar todas las células del donante.

Esto les dejó a los doctores la estructura sobre la cual repoblaron la tráquea con células de Castillo, la cual fue usada en una operación posterior para reparar el daño en su bronquio izquierdo.

Al usar las propias células de Castillo, los médicos pudieron "engañar" al organismo de la paciente con el fin de que no rechazara la tráquea donada, algo típico en las operaciones de transplante de órganos.

EL TRANSPLANTE

Dos tipos de célula fueron obtenidas del cuerpo de Castillo: células de su tráquea ya adultas y células madre de la médula ósea que fueron activadas por sus hermanas maduras para reproducirse alrededor de la tráquea donada.

Tras cuatro días de crecimiento en un laboratorio y dentro de un biorreactor, la tráquea nuevamente recubierta de células estaba lista para ser transplantada en el sistema respiratorio de Castillo.

Su cirujano, el profesor Paolo Macchiarini, del Hospital Clínico de Barcelona, en España, llevó a cabo la operación el pasado mes de junio.

"Estaba bastante preocupado. Antes de este, sólo habíamos hecho el trabajo en cerdos".

"Sin embargo, una vez la tráquea del donante salió del biorreactor nos sorprendimos positivamente", agregó.

Aseguró que lucía y se comportaba igual a una tráquea de un donante sano.

UN GRAN ÉXITO

La operación fue un gran éxito y sólo cuatro días después del transplante la tráquea híbrida era casi imperceptible del resto de la vía respiratoria sana que la rodea.

Tras un mes, una biopsia del lugar probó que el transplante había desarrollado sus propios vasos sanguíneos.

La traquea donada fue limpiada y luego recubierta con células de la propia paciente. Y sin señales de problemas tras cuatro meses, el profesor Macchiarini asegura que una futura posibilidad de rechazo se reduce prácticamente a cero.

"Ella está disfrutando de una vida normal, que para nosotros los médicos es el regalo más hermoso".

FELICIDAD

"Estoy muy feliz que me pudieron hacer esto, habían estado estudiando por mucho tiempo y funcionó", agregó.

Martin Birchall, profesor de cirugía de la Universidad de Bristol, en el Reino Unido, y quien ayudó a que crecieran las células en la tráquea donada aseguró que "esto representará un gran paso de cambio en la cirugía".

La traquea comenzó rápidamente a desarrollar sus propios vasos sanguíneos. Aseguró que en 20 años virtualmente cualquier transplante podrá hacerse con este método.

Científicos de Estados Unidos ya han tenido éxito implantando parches de vejigas desarrollados en laboratorio de las células madre de los propios pacientes que poseen daños en ese órgano.

SOLICITAN FONDOS

El equipo de investigación europeo, que incluye expertos de la Universidad de Padua y del Politécnico de Milán, están solicitando fondos para hacer transplantes de tráquea y laringe en pacientes con cáncer.

Las pruebas clínicas podrían comenzar en cinco años, aseguraron.

Se estima que cada año, entre 50 mil y 60 mil personas son diagnosticadas con cáncer en la laringe en Europa y los científicos afirman que la mitad de ellos podrían ser candidatos para transplantes usando esta nueva técnica de ingeniería de tejidos.