06 de Dic de 2022

Nacional

Plan contra la amenaza común

PANAMÁ. La unión, prevención, hacer un frente común integral y el intercambio de información entre Colombia, México, Guatemala y Panamá...

PANAMÁ. La unión, prevención, hacer un frente común integral y el intercambio de información entre Colombia, México, Guatemala y Panamá sobre delincuentes, será el antídoto para hacerle frente al narcotráfico y al crimen organizado en estos países.

A esta conclusión llegaron ayer los mandatarios Felipe Calderón, de México; Álvaro Uribe, de Colombia; Álvaro Colom, de Guatemala y Martín Torrijos por Panamá, durante la inauguración de la jornada presidencial sobre la delincuencia organizada, que se realizó en el Hotel Playa Bonita en Veracruz.

Fue por iniciativa del presidente Torrijos, que Panamá fuera la sede durante dos días en Playa Bonita, de esta reunión presidencial, con el fin de adoptar lineamientos efectivos en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado.

La aprobación de esta reunión se dio durante la Cumbre de América Latina y el Caribe (CALC), realizada en Bahía, Brasil el pasado 16 de diciembre. No obstante, el jueves 15 de enero se realizó una jornada técnica preparatoria previa a este encuentro en la que participaron jefes de seguridad pública y justicia.

En la jornada de inauguración, Torrijos dijo que la delincuencia organizada debe ser tratada como una amenaza para la gobernabilidad democrática, la seguridad del Estado y la sociedad, por lo que requiere ser encarada de manera coordinada en el ámbito multilateral y bilateral.

Uribe por su parte indicó que es muy estimulante para su país poder adelantar esta batalla contra el crimen, porque esto no tiene límites de cantidad ni de calidad. “El crimen irrespeta la ley nacional e internacional, es oportunista y muchas veces simula respetar un Estado para poder utilizar una plataforma para delinquir contra otro”.

Para el presidente de Guatemala, Colom, al avanzar y perseguir la criminalidad se logrará una rápida victoria contra el crimen organizado y se fortalecerá la gobernabilidad democrática.

Calderón, el presidente mexicano explicó que en los últimos años la delincuencia organizada ha diversificado su actividad y ha establecido y tomado el control de rutas para el trasiego de drogas, fundamentalmente de Estados Unidos a través de estos territorios.

México, un país que actualmente enfrenta una dura batalla contra el narcotráfico, puso a disposición su base de datos para el intercambio de información regional.

Panamá y México acordaron establecer un mecanismo de colaboración bilateral anticrimen, denominado Grupo de Alto Nivel de Seguridad y Justicia. Según el canciller, Samuel L. Navarro, “lo más importante de esto es que no estamos hablando de declaraciones bonitas, sino de acciones”.