Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Nacional

Pérdidas y escasez en sector agrícola

CHIRIQUÍ. Los daños considerables provocados por las fuertes lluvias que han azotado la provincia de Chiriquí y Bocas del Toro, traerá ...

CHIRIQUÍ. Los daños considerables provocados por las fuertes lluvias que han azotado la provincia de Chiriquí y Bocas del Toro, traerá efectos negativos en el sector agrícola, lo que incrementará considerables en los costos de los productos de consumo en la canasta básica familiar.

Los productores de este sector han sido afectados por las inundaciones el año pasado y ahora por los fuertes vientos que han dañado parte de la producción que estaba en proceso de cosecha y otros en crecimiento, lo que representa pérdidas considerables para este sector.

Enoch Rodríguez, presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Chiriquí, dijo que cuando ocurren estos eventos de la naturaleza lo que hace es aumentar los costos en diversos sectores productivos y el proceso de comercialización en los principales mercados.

Rodríguez, afirmó que con los hechos de la naturaleza no se puede hacer nada y hoy día estamos expuestos a estos cambios climáticos que son producto de lo que el hombre ha hecho a través de la historia.

“Tenemos que ser consientes que los cambios climáticos es responsabilidad de nosotros mismos y que debemos tomar las medidas para evitar un colapso en el entorno de las comunidades”, señaló Rodríguez.

Ya es hora de que tanto las autoridades del gobierno y la misma población unifiquen criterios para evitar más daños a la producción en donde todos los panameños se verán afectados ante la escasez y aumento en los precios de los productos. La Cámara de Comercio e Industrias de Chiriquí señala que Chiriquí depende de una de las industrias más eficaz como lo es el turismo y se hace necesario que el gobierno apoye sin limitaciones a los productores para que ellos minimicen los efectos de la naturaleza.

De lo contrario la población se verá afectada por la cadena de especuladores que se aprovechan de la ocasión para aumentar los costos de los productos que se consumen masivamente en el país, y que en su mayoría se producen en la región chiricana.