Temas Especiales

08 de May de 2021

Nacional

R. Díaz Herrera habla de su papel

PANAMÁ. A 22 años de haber acusado públicamente a Manuel Antonio Noriega, ex comandante de las Fuerzas de Defensa de Panamá, de estar v...

PANAMÁ. A 22 años de haber acusado públicamente a Manuel Antonio Noriega, ex comandante de las Fuerzas de Defensa de Panamá, de estar vinculado al narcotráfico y de otros crímenes, el embajador panameño en Perú, Roberto Díaz Herrera dijo que si el designado jefe de la policía Gustavo Pérez, “tiene expedientes por crímenes o delitos, se le emplace por ello, de lo contrario que se le permita ejercer el cargo que le ha encomendado el nuevo presidente Ricardo Martinelli”.

El ex coronel dijo a La Estrella desde la sede de sus funciones diplomáticas en Lima, que no está seguro de si Pérez “estuvo realmente en el asalto bárbaro de tropas de la UESAT a mi casa en la madrugada del 27 de julio, cuando nos sacaron a punta de armas automáticas a todos indefensos, con niños y mujeres inocentes”.

“Me dijeron que el señor Gustavo Pérez dijo que él no participó y quiero creerlo así”, concluyó Díaz sobre el tema.

En relación a su papel en el proceso político que culminó con la invasión estadounidense a Panamá y la entrega de Noriega a Estados Unidos, Díaz Herrera considera que fue demasiado ingenuo “porque creí que denunciar los crímenes de Noriega era bueno para Washington y no supe calcular que éste era únicamente un alfil del ajedrez donde el rey, la reina, las torres y los caballos estaban en la misma Casa Blanca, todo por sus finalidades geopolíticas al final de la guerra fría. Así de sencillo”.

El ex coronel, cuya participación en esa delicada etapa de la vida política de Panamá, fue muy cuestionada, dijo que en ese momento “desconocía que el gobierno de Reagan y Bush padre estaban metidos hasta el cuello con Noriega en una operación ilegal, a espaldas de su propio Congreso” y “donde con el pretexto de derrocar por marxistas a los comandantes sandinistas, llenaron de drogas a EEUU y el dictador panameño les sirvió de enlace con los carteles colombianos, mafias mexicanas y altos jefes militares de El Salvador y Honduras”.

Criticó acremente a su ex jefe Manuel Antonio Noriega, quien cumplió su condena en Estados Unidos, señalando que si todavía tiene seguidores en Panamá sería bueno preguntarles qué admiran en “un supuesto general que hace una guerra loca contra EEUU, sus patrones de la CIA, que él ha aceptado que eran sus jefes y le pagaban, y dejó a todos muriéndose o huyendo, y se escondió de casa en casa sin echar un tiro”.

Próximamente Díaz Herrera publicará un libro en el que narrará todas estas experiencias bajo el título “Estrellas clandestinas”.