Temas Especiales

03 de Dec de 2020

Nacional

Reintegran trabajadores portuarios

PANAMÁ. El Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) ordenó ayer el reintegro de once trabajadores de la empresa Port Outso...

PANAMÁ. El Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) ordenó ayer el reintegro de once trabajadores de la empresa Port Outsoursing Services, S. A. (POS), quienes fueron despedidos en días pasados.

Los trabajadores alegaron que su cese de labores se produjo luego que el pasado 14 de mayo intentaran concretar un sindicato en la empresa, que se dedica al mantenimiento de equipo portuario y representación de empresas internacionales.

Entre los trabajadores reintegrados, se encuentran Ulises Colina y Manuel Arosemena, quienes encabezan el grupo que intentó conformar el sindicato en POS.

Según Mariano Mena, secretario general de la Central General de Trabajadores de Panamá (CGTP), la decisión del Mitradel confirma que los despidos se dieron de manera arbitraria, y que la empresa tuvo que aceptar los reintegros ordenados por la autoridades.

Mena aseguró que el trámite para constituir el sindicato que encabeza Colina “seguirá adelante en el ministerio”.

REACCIÓN

Raúl Valdelamar, quien lidera a otro grupo de trabajadores de Port Outsorursing Services, aseguró que cuenta con el respaldo de cerca de 300 empleados de la empresa, y que Colina fue notificado de que no puede inscribir un nuevo sindicato.

Valdelamar dijo haber presentado mucho antes que Colina al Departamento de Organizaciones Sociales del Ministerio de Trabajo una solicitud avalada por 90 firmas, pidiendo personería jurídica para el Sindicato de Trabajadores de Port Outsoursing Services (Sitdepos).

Según el dirigente, el artículo 346 del Código de Trabajo advierte que en una misma empresa no puede funcionar más de un sindicato, por lo que su grupo es el que cuenta con el aval del Mitradel.

Valdelamar acusó a Mena de entrometerse en un conflicto “donde sabe perfectamente que no tiene la razón, pero busca de alguna forma la manera de hacerle daño a una organización que está constituyéndose, por ser su derecho”.

Indicó que la prueba principal que da validez a su sindicato es que el pedido hecho el pasado 19 de mayo ante el jefe de Organizaciones Sociales del Mitradel, Einar Quintero, fue respaldado por 90 firmas, mientras que Colina “sólo llevó 20 firmas y lo hizo fuera del tiempo en que podía hacerlo”.

Este conflicto continúa su trámite en el ministerio, en espera de que se haga un pronunciamiento que cierre definitivamente el litigio.