Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Nacional

Trasladan a narcos a EU

PANAMÁ. Cinco colombianos fueron detenidos el pasado jueves 11 de junio en Panamá. El grupo había llegado al país para finiquitar un p...

PANAMÁ. Cinco colombianos fueron detenidos el pasado jueves 11 de junio en Panamá. El grupo había llegado al país para finiquitar un plan que incluía asesinar a un informante de la DEA y al agente encargado de supervisarlo.

Los capturados, Javier Mauricio Vásquez Saldarriaga, Edgar Abdon Luna Díaz, Pablo César Ruiz Calderón, Carlos Alexander Silva Baltán y Liliana Esperanza Resfa Vélez Muñoz, fueron enviados a Nueva York, Estados Unidos, donde serán juzgados por un tribunal federal de ese Estado.

El fiscal general de Nueva York, Lev Dassin, explicó ayer a la agencia de noticias EFE que la pena que cabe en este caso sería cadena perpetua o pagarían un mínimo de 10 años de prisión por conspirar para introducir droga en este país.

Se tuvo conocimiento que dos miembros acusados por los mismos delitos están fugados.

La investigación realizada da cuenta de que los acusados tenían la intención de comprar en Colombia 240 barriles de efedrina, cada uno de 25 kilos, pero no se imaginaban que uno de los participantes de la operación era miembro confidencial de la DEA.

Durante el seguimiento que se les hizo, se escucharon conversaciones de Silva Baltán, quien describió el vehículo del agente de la DEA y decía que, con ayuda de sus cómplices, “iban a borrar (al agente y a su informante) del mapa”, según lo reporta un comunicado de la DEA.

En este comunicado, Michele M. Leonhart, administrador encargado de la DEA señaló que “el arresto demuestra que los oficiales que luchan contra el crimen organizado y el narcotráfico no están solos”.

Según detalles proporcionados por la DEA, en una reunión organizada el 19 de mayo en casa de Resfa Vélez, Ruiz Calderón había elaborado una lista de personas que el grupo pensaba eliminar, incluido el agente de la DEA y su informante, como venganza por una incautación de droga que hicieron las autoridades colombianas en Buenaventura (al sur del país), durante la que se produjo un tiroteo y algunos amigos suyos murieron.

Diez días después, el infiltrado de la DEA le dijo a Saldarriaga que había perdido la lista. Saldarriaga se la escribió nuevamente y le explicó que se trataba de una venganza. Ese día Baltán le dijo al infiltrado que su organización estaba “en guerra con la DEA”.

Los conspiradores llegaron a Panamá el jueves para encontrarse con el infiltrado, finiquitar el plan y la transacción de efedrina. Las autoridades panameñas, alertadas por las americanas y colombianas, los estaban esperando.

El fiscal primero de Drogas de Panamá, Javier Caravallo, confirmó esta información, pero no dio detalles, porque ser “un caso delicado, en donde participaron varios países”.

El embajador de Estados Unidos en Colombia, William Brownfield, anunció a los criminales: “si amenazan vidas de policías colombianos o norteamericanos y sus familias, los vamos a perseguir hasta los rincones más aislados del planeta, y si llegan a la Luna, vamos a encontrarles ahí también”.

DECOMISO DE DINERO

Por otro lado, una pesquisa de la Dirección de Investigación Policial (DIJ) concluyó el pasado jueves 11, con la captura de 10 personas y la incautación de 594 mil 920 dólares, que serían utilizados para el pago de una mercancía de droga que vendría de Colombia.