Temas Especiales

05 de Apr de 2020

Nacional

Los problemas de un consulado

PANAMÁ. Antonio Fotis Taquis espera la llegada de su remplazo en Atenas para regresar a Panamá. “Cuando vuelva hablaré en su momento”,...

PANAMÁ. Antonio Fotis Taquis espera la llegada de su remplazo en Atenas para regresar a Panamá. “Cuando vuelva hablaré en su momento”, explica el ex diplomático vía telefónica desde Grecia.

Taquis intentaba despejar dudas acerca de su gestión como embajador y cónsul en ese país. Pero tendrá mucho que contar cuando esté de vuelta, pues a penas dos meses después de su nombramiento ordenó un reembolso por 98 mil dólares, cuyos comprobantes originales eran dos informes manuscritos.

LAS CUENTAS DE TAQUIS

Entre enero y mayo de 2005 la operación del consulado de El Pireo sobrepasó por $98,962.40 lo presupuestado. Ese dinero fue descontado de los ingresos que generó ese despacho en junio de 2005, de acuerdo con el informe de esa fecha enviado a la Autoridad Marítima de Panamá por el entonces cónsul Antonio Taquis.

Los pagos consistían en reembolso a empleados del consulado y otros proveedores. Pero lo que más llamó la atención fue que junto con la nota de solicitud, como documentos de sustento Taquis envió un borrador de informe que Alexandra Taquis le envió a Mireya Pinzón, con los cálculos que sustentaban el incremento, ( Ver facsímiles ).

“Nada de eso, todo siempre se presentó debidamente”, dijo Taquis sobre el particular.

Aunque luego prefirió aclarar que “no tenía conocimiento de documentos de ese tipo”. No obstante confirmó que contrató a Mireya Pinzón en Grecia, “para servicios como out sourcing ” (subcontrato).

Además adjuntaron una decena de recibos firmados por particulares que recibieron fondos en calidad de “pagos retroactivos” de enero a mayo de 2005. No obstante, no se explica si trabajaban para el consulado o proveían algún servicio. Otros recibos están escritos en griego con cálculos anotados a mano, para justificar los números.

Aníbal Culiolis director de Finanzas de la AMP en esos días dijo que muchas veces los informes se recibían a mano “porque en los consulados no existía el equipo adecuado”.

Asegura que en pleno siglo XXI en una de las cunas de la civilización occidental, el despacho del cónsul no tenía equipos para pasar en limpio los cálculos en borrador que “Alex” Taquis le envió a Mireya Pinzón, con las cuentas de El Pireo.