Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Nacional

Renace el peligro en el río Caldera

CHIRIQUÍ. El río Caldera se ha convertido en un verdadero riesgo para los moradores del corregimiento de Bajo Boquete, producto de la s...

CHIRIQUÍ. El río Caldera se ha convertido en un verdadero riesgo para los moradores del corregimiento de Bajo Boquete, producto de la serie de embalses que existen en su cuenca alta los cuales fueron dejados por las inundaciones del mes de noviembre de 2008.

Arturo Alvarado, director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), visitó ayer el lugar y catalogó la situación como “riesgosa” y dijo que urge tomar los correctivos para evitar situaciones que lamentar. A lo largo de afluente hay cualquier cantidad de árboles que han caído sobre su cauce y la situación se complicaría si las lluvias se incrementan ante la posible llegada del Fenómeno del Niño.

TRABAJOS COMPLEJOS

El panorama es mucho más complejo, ya que según el funcionario los trabajos de canalización que se hicieron tras las inundaciones del pasado mes de noviembre, se llevaron a cabo de manera incorrecta.

Indicó que a simple vista se pudo observar que sólo se trató de salvar los terrenos de la Feria de las Flores y del Café, sin embargo se le dio una curva que impacta contra el pueblo de Boquete.

En ese sentido comenta que aunque los trabajos se hicieron con buena intensión, el cause fue trastocado. “Eso nos preocupa mucho”, acotó.

“Si ese río aumenta su cauce, afectaría todo el pueblo de Bajo Boquete” comentó.

De acuerdo a Alvarado también le preocupa que aún la loza del puente que colapsó a la altura del hotel Panamonte, no ha sido removida, lo que aumenta el riesgo que este río se desborde.

MEDIDAS DE CONTINGENCIA

El Programa Multifase de Desarrollo Sostenible de Chiriquí, llevó a cabo ayer el concurso de precio para el proyecto de mitigación en la cuenca alta del río Caldera, que busca evitar el desbordamiento e inundación de Bajo Boquete.

Al parecer sólo Luís Lamastus mostró interés en el proyecto, ya que fue el único que presentó una propuesta por 79 mil 957 dólares con 50 centavos.

Para Alvarado aunque la medida es oportuna, la considera “un palillo de diente en una cajeta”, tomando en cuenta la dimensión de los embalses. La situación es tan grave, que esa suma de dinero no alcanza para limpiar la cuenca. Los trabajos se tienen que hacer artesanalmente y los obreros deben acampar en el lugar donde realicen las labores.

El alcalde de Boquete Manolo Ruiz, dijo que lo dicho por las autoridades de seguridad es evidencia que el comportamiento del río Caldera debe ser visto con seriedad y requiere de un seguimiento y manejo y el problema debe ser abordado como un asunto de Estado, ya que hay toda una población que se puede ver afectada.