Temas Especiales

31 de Oct de 2020

Nacional

‘Manitos’ que salvan el mundo

PANAMÁ. Manitos siembran en Veraguas, manitos siembran en Los Santos, en Herrera y Coclé. Son miles de manos de estudiantes de diferen...

PANAMÁ. Manitos siembran en Veraguas, manitos siembran en Los Santos, en Herrera y Coclé. Son miles de manos de estudiantes de diferentes edades, quienes participan del programa de arborización que lleva adelante la Fundación ShinMatsu en esas provincias del país.

Gracias al proyecto “Manitos” en lo que va del año se han sembrado 20 mil árboles y esta cantidad es sólo una muestra de lo mucho que se ha logrado en los ocho años que lleva de realizarse.

Jorge Matsufuji, promotor de este programa, explicó que lo primero que se hace es contactar a las escuelas para que se animen a participar.

Pero, sin duda, los protagonistas más importantes son los estudiantes, quienes son los encargados de recoger las semillas, sembrarlas y cuidar los plantones de acacias, guayacanes, jacarandas, de árboles frutales o maderables.

PROCESO

Para formar parte del plan de arborización, los alumnos deben firmar un contrato que les entrega la fundación, el cual proclama que la actividad humana altera el equilibrio de la Tierra y la atmósfera, y que una de las mayores afectaciones provocadas es la destrucción de los bosques.

Este documento debe ser leído y analizado por los estudiantes y sus padres. Al firmarlo se comprometen a plantar, cuidar y regar los árboles sobre todo en el verano, y para ello deben usar el agua con que, en sus casas lavan las menestras, arroz, pollo o pescado.

No sólo los jóvenes y niños son los que se comprometen con la siembra de semillas. Ellos deben involucrar a su familia, vecinos, agricultores, ganaderos y comerciantes del lugar donde viven. Todos se convierten en ‘guardianes de la tierra’.

BANCO O PRESTATARIO

Todo lo planificado resultará si los planteles se dividen en escuelas bancos y prestatarias. El banco presta mil plantones a la escuela interesada en sembrar y ésta se compromete a entregarle el doble en un determinado tiempo.

Para cristalizar el proyecto es necesario cambiar la mentalidad de los alumnos, enseñarles que no es sólo sembrar un árbol, sino protegerlo siempre, enfatizó Matsufuji.