Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Nacional

Donde vayas, a un panameño hallarás

PANAMÁ. En abril, cuando estaba Norfolk, Virginia, le dieron la noticia. “Serás parte de la tripulación de USS Mesa Verde en el operat...

PANAMÁ. En abril, cuando estaba Norfolk, Virginia, le dieron la noticia. “Serás parte de la tripulación de USS Mesa Verde en el operativo Panamax 09. ”

Por fuera, su gesto dejaba ver que sería una parte más de su formación militar.. pero su mente y su corazón rebosaban de alegría.

“SOY PANAMEÑO”

Luis Branch y su esposa Doralis son dos panameños que se encontraban en Alemania hace 24 años. Doralis estaba embarazada y Luis laboraba en la marina estadounidense.

Allí nació Shamire. La bendición de la pareja fue mayor, cuando ocho meses después del alumbramiento, pudieron trasladarse a Panamá.

Shamire creció entre Rainbow City en Colón, y Veracruz en Panamá. Un recuerdo que está muy vivo en su mente.

“Jugaba mucho béisbol, fueron días felices”, recuerda Shamire Branch, enfundado en el uniforme de fatiga que utiliza la marina de los Estados Unidos.

De Alemania no hay rastro alguno. “De allá no sé nada”, señaló categóricamente. ¿Y por Panamá qué sientes...? “Soy panameño.. ¿quieres ver mi cédula? Respuestas claras, sin titubeos.

UN OFICIAL “MARINE”

Shamire vivió 18 años en Panamá. Sus padres viajaron a los Estados Unidos, donde el jovencito ingresó a la marina norteamericana. Seis años después, y con estudios sobresalientes, que le permitieron obtener el grado de teniente.

“Soy el único de los oficiales de este barco que habla español”, apuntó el joven, quien sirvió de guía a los periodistas que recorrimos el impresionante buque USS Mesa Verde, la nave nodriza del operativo Panamax 09.

Entre sus responsabilidades, está el control de averías dentro del barco, tarea nada fácil, pues se trata de un gigante de cerca de ocho pisos, que permite un aterrizaje libre para cuatro helicópteros, carga de vehículos pesados y ligeros, hangar para dos helicópteros, otro para lanchas ligeras y capacidad para llevar hasta mil personas.

ME SIENTO ORGULLOSO

Shamire ya hizo un recorrido por Colón y la capital, mostrándose impresionado de lo que encontró. “Todo está muy bonito y muy moderno. Espero bajar otra vez para visitar algunos familiares y compartir con algunas amistades”, expresó sonriente. Ya ha cumplido 13 de los 24 meses de servicio en el USS Mesa Verde.

Luego, por otros 24 meses, estará en otra embarcación. Y posiblemente, en otra más por dos años.

Es la vida del mar, la vida del marino.. la que Shamire escogió como profesional, así como escogió ser panameño, el país de sus padres, el que siente, el que respira, el que le vio crecer, y que representa con orgullo en esta misión.

Una cosa quedó grabada en esta conversación.. “donde vayas, a un panameño hallarás”.