19 de Ago de 2022

Nacional

Panameños laten con menos fuerza

PANAMÁ. Alfaro Marchena, director médico de la Fundación Cardiológica de Panamá (FCP), muestra preocupación por el incremento en las af...

PANAMÁ. Alfaro Marchena, director médico de la Fundación Cardiológica de Panamá (FCP), muestra preocupación por el incremento en las afectaciones cardiológicas en los últimos años.

“Hasta hace unos años se creía que la enfermedad solamente era para las personas de más de 50 años, pero es notable el número de casos de personas de menos de 40 años que sufren este tipo de padecimiento”, precisó.

Lo anterior, dice el especialista, es el resultado de la poca atención que los panameños le dedican a la prevención de los factores de riesgo.

Para el médico, es urgente que se realicen campañas de docencia para atacar los cuatro enemigos del corazón, la hipertensión, la diabetes, el colesterol y el hábito de fumar.

Aunque Marchena recomienda que se practiquen los exámenes al cumplir los 40 años, y a pacientes de menos edad que se revisen cada cinco años, más si se tienen antecedentes familiares de riesgo, “uno debe tener un poco cuidado e ir más temprano a revisarse”.

Como dato curioso, el médico señala que de cada tres muertes, una es por enfermedades cardiacas: fallas cardiacas, infartos, infartos del cerebro (derrrames) entre otros, por ende, lo importante es la prevención de las enfermedades cardiovasculares por la alta incidencia de mortalidad. “Muere mucha más gente del corazón que por cáncer, accidentes de autos, homicidios y suicidios”, apuntó.

ALERTAS

Hasta el próximo domingo se celebra “La Semana del Corazón”, donde los 140 miembros de esta asociación realizan una serie de actividades sin costo con el fin de crear conciencia en la población sobre la importancia de prevenir.

“Tenemos que ir educando a la gente, hacer docencia, inculcar la importancia de mantenerse en vigilancia, estar pendientes de la presión arterial, del colesterol elevado, suspender el cigarrilllo, reducir de peso y hacer ejeccicios”, advierte.

Aunque es común que la gente en las áreas urbanas practiquen menos ejercicios, no tiene que gastar tanto para hacer una rutina de ejercicio: un par de zapatos cómodos y caminar en la mañana o en la tarde, para evitar el daño solar.

Sobre los tratamientos para estas afectaciones, Marchena afirma que los tratamientos han avanzado mucho, hoy día un paciente hipertenso, que lleve un buen control y seguimiento, puede llevar una vida similar al resto de las personas.

A COMER SALUDABLE

El médico hace hincapié en que los hábitos alimenticios saludables disminuyen los riesgos. “Estudios en EEUU revelan que la mitad de la población tiene sobrepeso, lo que es preocupante, porque así mismo se alcanzan más enfermedades y para el sistema de salud pública es altamente costoso, es difícil para los estados sostener los tratamientos”, destacó.

En cuanto a los medicamentos para estas enfermedades, Marchena considera que hay buenas medicinas, “pero es mejor idea que podamos prevenir que la gente se enferme y muera”.