Temas Especiales

31 de Mar de 2020

Nacional

Buscan estimular labor del policía

PANAMÁ. “Cuando llegué a la institución me encontré con una policía desmoralizada, con muchas necesidades, muchas fallas dentro de engr...

PANAMÁ. “Cuando llegué a la institución me encontré con una policía desmoralizada, con muchas necesidades, muchas fallas dentro de engranaje del sistema y una mala percepción pública”. Con estas palabras Gustavo Pérez, actual director de la Policía empezó su discurso, un poco informal, en el Foro de Seguridad Ciudadana que se realizó en la Universidad del Istmo, la noche del pasado lunes.

Pérez no maquilló la realidad, y animado por querer cambiar la entidad que dirige, pidió la ayuda de la comunidad panameña. No estaba solo en la mesa, el invitado Denis Morales, jefe del despacho de la Alcaldía de Miami Dade también propuso la creación de la policía comunitaria como parte de la solución al problema de la inseguridad.

El director de la Policía apoyó la iniciativa y dijo que antes del primero de julio (es decir antes de asumir su cargo) ya había pensado en ese proyecto por lo que el programa será integrado a la Policía Nacional.

Pero ¿qué es un policía comunitario? Como su mismo nombre lo dice, es aquel agente que conoce la raíz de los problemas de la comunidad, es aquel policía que sabe cuáles son los miembros de las familias de un lugar y a quien las personas les tienen confianza. Algo distinto de lo que existe hoy, explica Morales.

La idea que pareció convencer a los presentes terminó hecha trizas cuando un joven dijo que no había nada nuevo en la propuesta, “esos policías existían antes de la invasión, el problema de fondo son los muchachos que se descarrilaron producto de ese shock en la historia panameña” por si fuera poco calificó la idea como “si se descubriera el agua tibia”.

Morales dijo a La Estrella que no se trataba de agua tibia, sino una ideología o filosofía que se ha probado mediante estadística en todas partes del mundo. “Tiene éxito porque usa el poder y el recurso que tiene una sociedad que es la misma sociedad, ningún departamento de policía en la historia han podido tener éxito trabajando solo y sin el apoyo de la sociedad”.

Sin embargo, Pérez no se limitó al tema, dio adelantos de las estrategias que está utilizando o las que usará próximamente, como el caso de instalar una junta administrativa conformada por empresarios que se dediquen a vigilar las acciones de la policía, una especie de personas que no cobren dinero, sino que trabajen ad-honoren por la causa policial: recuperar la moral. Otras de las ideas dadas a conocer en pleno foro, fue la incorporación de abogados que funcionen como guías para los policía en un esfuerzo por apoyar o asesorar a los agentes en sus acciones personales y laborales.

Mencionó el cambio de uniforme y como innovación, Pérez se metió la mano en su saco y mostró al público una tarjeta de color azul que permitirá que los policías obtengan descuentos a la hora de comprar medicinas (35%), ir al supermercado, pagar las escuelas de sus hijos y otros servicios.