Temas Especiales

09 de Apr de 2020

Nacional

Mapa del mundo 4° grados Celsius más caliente

Si la temperatura del mundo llega a subir cuatro grados Celsius más antes de finalizar este siglo, la vida en la Tierra...

Si la temperatura del mundo llega a subir cuatro grados Celsius más antes de finalizar este siglo, la vida en la Tierra será muy difícil porque se producirá una dramática transformación en todas las latitudes que afectará a plantas, animales y seres humanos. Inundaciones y sequías devastadoras, temperatura extremas, deshielo en los polos y hambrunas serían más frecuentes en el mundo, si las emisiones de gases de efecto invernadero siguen en continuo ascenso.

Esta es la advertencia que grafica esta semana un nuevo mapa elaborado por científicos del Centro Hadley, de la Oficina Meteorológica del Reino Unido. Según estos científicos, no se trata solo de que los osos polares vayan a desaparecer por el deshielo ni de que habrá un poco más de calor. Se habla de que el nivel del mar subiría hasta 80 centímetros y afectaría a 150 millones de personas.

Las proyecciones, hechas con base en el consumo de combustibles fósiles, advierten de daños en todos los países y océanos, aunque no serán uniformes a lo largo y ancho del globo. El mapa muestra que la Tierra se calentaría mucho más rápidamente que el mar –donde la acidificación mataría cientos de especies y afectaría a los pescadores–. Además, propone que las mayores alzas en la temperatura serían en las latitudes cercanas a los polos, especialmente en el Ártico. La selva amazónica, la agricultura, la disponibilidad de agua y el ciclo normal de carbono –básico para formar las moléculas orgánicas– también se verían perjudicados. Para el Amazonas se auguran intensas sequías e incendios, así como la nefasta reducción del caudal del río que le da nombre.

Sobre la agricultura, el nuevo mapa anota que el cambio en los patrones climáticos dañará directamente la productividad de cultivos como la soya y el trigo. En China, India, Bangladesh e Indonesia, la producción de arroz podría reducirse en un 30%. Además, se prevé que, para el año 2050, el 50% de los glaciares del Himalaya se reducirían considerablemente, y el 23% de la población de China –más de 300 millones de personas– se quedarían sin agua durante la estación seca. En Sudamérica y en Groelandia también se derretiría más del 60% del hielo. El alza en la temperatura global haría que los días más calurosos en China oriental, en el este de Estados Unidos y Canadá sean entre 6 y 12 grados Celsius más calientes.

Para crear el mapa se hicieron pronósticos con más de 20 modelos distintos. Se utilizaron también dos escenarios de emisión de gases de efecto invernadero, propuestos por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC). El primer escenario es el A1B, que evalúa un mundo donde se da una utilización equilibrada de todo tipo de fuentes de energía; el escenario A1FI se refiere al uso intensivo de combustibles fósiles. Luego se cruzaron datos y se reseñaron los cambios que más afectarían la calidad de vida de los seres humanos.

Para los británicos, el propósito de publicar y difundir este mapa es reflejar las consecuencias de no reducir en dos grados el aumento de temperaturas, algo que autoridades de todo el planeta tienen que acordar en la próxima Cumbre del Clima que será en diciembre en Dinamarca.