Temas Especiales

01 de Mar de 2021

Nacional

La capital del desorden

PANAMÁ. Había otro mundo debajo de los drenajes. Ayer, tras un operativo de limpieza funcionarios del Ministerio de Obras Públicas (MOP)...

PANAMÁ. Había otro mundo debajo de los drenajes. Ayer, tras un operativo de limpieza funcionarios del Ministerio de Obras Públicas (MOP) encontraron desde arenilla, trozos de mosaicos, restos de árboles, vasijas de plástico, madera y caliche. Esto era lo que abundaba en los drenajes próximos al Hotel Sheraton de San Francisco.

Toda la carga de basura y desperdicios tuvo que ser trasladada en dos camiones volquetes, que continuarán evacuando los desechos de la salida pluvial del Corredor Sur.

De todo lo que había en las inmensas tuberías, lo que sobresalía era el caliche o restos de bloque de los proyectos de construcción y esto tuvo su cuota para convertir las calles en ríos.

Jorge Chow, subdirector de Mantenimiento del MOP, explicó que en esta zona han acabado con las áreas de filtración (los suelos sin construir), para darle paso a una pavimentación que provoca que las aguas bajen con mucha rapidez a las cunetas y éstas se llenan porque están atascadas de basura.

Para Chow los más responsables son las construcciones. “Ya se le ha llamado la atención por echar residuos en los desagües, a algunas construcciones, incluso se les ha multado, pero continúan con esta práctica”, dijo.

Sobre esto, el presidente de la Cámara Panameña de la Construcción, Jaime Jované opinó que no necesariamente porque la basura es bloque, es responsabilidad del contratista.

“El que ensucia debe limpiarlo independientemente si es la construcción o si es la ciudadanía que tira los desechos”, dijo. A pesar de la limpieza que ayer se hizo, el director del Sistema Nacional de Protección Civil, Arturo Alvarado advirtió que la situación es de sumo riesgo y volverá a repetirse. “Tenemos que descubrir quién es el responsable de los daños”, aseguró Alvarado sobre los efectos de las inundaciones del jueves en la tarde.

Dentro de las pérdidas económicas, que se cuantifican como “millonarias”, según Alvarado, se encuentran los alimentos almacenados en el sótano, la pérdida del sistema informático que se encontraba en esta área de la construcción , entre otros que la cadena hotelera aún no da dado a conocer.

El MOP continuará la limpieza durante los próximos días y luego canalizarán la salida de las aguas pluviales.