Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Nacional

La bandera que cambió la historia

PANAMÁ. Es el último día de clases y las manecillas del reloj se acercan a las 4:00 p. m. La fecha nueve de enero de 1964. En el Nido de...

PANAMÁ. Es el último día de clases y las manecillas del reloj se acercan a las 4:00 p. m. La fecha nueve de enero de 1964. En el Nido de Águilas (Instituto Nacional) los corazones laten acelerados.

No es para menos. Unos 200 estudiantes del colegio están planeando lo que jamás se ha hecho en la Zona del Canal: Izar la Bandera panameña y cantar el Himno Nacional.

En la dirección del plantel un grupo de estudiantes graduandos está a punto de convencer al rector de que les preste una bandera para llevarla hasta la Zona. El rector, Dídimo Ríos accede, pero con una advertencia “defiéndanla con su propia vida”.

La bandera debía regresar intacta, tal como se mantenía en un mueble de madera en la oficina del rector. Allí se conservaba desde el 12 de diciembre de 1947 pues llevaba sangre de un “aguilucho” herido en las manifestaciones contra el tratado Filós-Hines que intentaba establecer bases del Ejército de los EEUU en Panamá. Las protestas de aquellos días provocaron el rechazo del convenio.

“YA ESTÁBAMOS CANSADOS”

Esa tarde Pascual Mc Person de 17 años quien era sub secretario general de la Asociación Federada del Instituto Nacional (AFIN) se dirigía a la escuela sin saber que no sería hasta el otro día que regresaría a la casa.

“Lo del 9 de enero fue espontáneo y era algo que ya se venía acumulando en la sociedad. Ya estábamos cansados...usted sabe lo que significa no poder agarrar ni un mango de nuestra tierra”. Lo dice ahora 46 años después, sentado en su puesto de trabajo con la voz afligida y unas lágrimas a punto de salir.

Mc Person quien vivía en la calle 27 oeste del Chorrillo aclara que la AFIN no organizó la manifestación y recuerda que se unió al grupo que iba a marchar hasta la escuela de Balboa en la otrora “Zona”.

Habla de la reforzada seguridad que había por parte del ejército de Estados Unidos quienes aún con sus tanques y sendos policías armados no lograron intimidar a los estudiantes que de armas solo llevaban orgullo y amor por su bandera para hacer cumplir el acuerdo Chiari-Kennedy en el cual se había convenido que las banderas de Panamá y Estados Unidos fuesen izadas, una al lado de la otra en la Zona del Canal.

Como el acuerdo no se había cumplido como debía ser, el 30 de diciembre de 1963, el gobernador de la “Zona”, Robert Fleming anunció que a partir del 1 de enero de 1964 ambas banderas debía izarse juntas en sitios determinados de la zona. Dos días más tarde, el policía zoneíta, Carlton Bell no quiso cumplir desencadenando los disturbios del 9,10 y 11 de enero que conllevó la muerte de 22 panameños, y catapultó la lucha por la soberanía.

“Ese día dijimos no más parches, queremos una sola bandera”, comenta Mc Person.

DEJARON PASAR A SEIS

César Villareal quedó sorprendido cuando le dijeron “tú eres uno de los escogidos”. recuerda el ahora catedrático de biología.

Villareal es uno de los seis estudiantes que en la marcha llevaba la bandera. Cuando llegaron a la Escuela Superior Balboa de la zona e intentan entre los seis izar la bandera y cantar el Himno, una multitud los abuchea. “Es allí cuando nos agreden y nos rompieron la bandera...ya a esa hora estaba oscureciendo, yo tenía mucha vergüenza porque esa bandera era especial”

Mientras los estudiantes salen de la Zona y regresan al colegio, un país enardecido reclama su bandera.

El ejército más poderoso del mundo los recibe a balazos y se desatan los trágicos hechos.

Hoy hay una sola bandera, y el Canal es panameño, tanto como esa bandera, la que cambió la historia.