25 de Feb de 2020

Nacional

Tenemos una sociedad totalmente corrupta

PANAMÁ. La criminalidad no da tregua a los estamentos de seguridad del Estado. Los índices crecientes de actos delictivos cometidos dura...

PANAMÁ. La criminalidad no da tregua a los estamentos de seguridad del Estado. Los índices crecientes de actos delictivos cometidos durante el 2009 que presentó el ministro de Gobierno y Justicia, José Raúl Mulino, lo atestiguan.

En el rango de homicidios el documento reporta que se cometieron 806 homicidios frente a los 654 que se dieron en 2008. Unos 152 más. Sobre este incremento, Mulino responde que la mayoría de estas muertes se dan por la incidencia del narcotráfico, la corrupción que genera el tráfico de drogas y el pandillerismo. “El país ha transformado de territorio de tráfico a consumidor y vendedor de la droga”.

Mulino manifiesta que de los 806 homicidios registrados, 114 fueron cometidos en peleas entre pandillas, 92 fueron ejecuciones y 102 tuvieron como móvil el robo. Solamente en el mes de diciembre se cometieron 93 asesinatos.

SOCIEDAD CORRUPTA

El ministro cuestiona que Panamá sea una sociedad que no coopera en la lucha contra la delincuencia. “Cómo es que matan a alguien dentro de un bus lleno de pasajeros y cuando llega la policía nadie sepa nada, pero yo los comprendo porque es el temor que se vive en los sectores”.

Pero las críticas no terminan. “Tenemos una sociedad inmensamente corrupta, desde el amigo de un lado hasta el narcotráfico en el otro. Quién es más delincuente, el que está en la cárcel o el familiar que le lleva las armas y con quien tenemos que pelear todos los días”, lamentó.

Mulino recordó que en el segundo semestre del 2009 la Policíal se triplicó: de unas 9, 600 acciones que se realizaban se elevó a 26 acciones. “Los 400 millones de dólares que invertiremos en seguridad no es poca plata, pero necesitamos mayor recurso para afrontar el problema de la inseguridad”.

Sobre los cambios en las estrategias de trabajo, Mulino adelanta que harán el plan más estructurado para saber qué están haciendo porqué el tema de la seguridad quedó algarete, se abandonaron las estructuras de seguridad”.

PROYECCIÓN PARA EL 2010

Según el fiscal superior James Bernard, para el 2010 se podrían cometer de 68 a 70 homicidos por mes, una tasa que se calcula estadísticamente tomando en cuenta los años anteriores, de 1991 al 2009.

Bernard plantea que se establezca una política criminológica estatal que incida en la persecución de los hechos criminales, que ayudará a que ese pronóstico estadístico no se cumpla. Bernard dijo que actualmente se comenten unos 60 asesinatos por mes.