Temas Especiales

22 de Ene de 2022

Nacional

Delegación panameña debe llegar a Puerto Príncipe a primeras horas de la tarde

Después de pasar la noche en la sede principal de Defensa Civil de República Dominicana, la delegación panameña se apre...

Después de pasar la noche en la sede principal de Defensa Civil de República Dominicana, la delegación panameña se aprestaba en la mañana a retomar el viaje hacia la ciudad de Puerto Principe en Haití, para lo cual han contado con el apoyo incondicional del embajador de Panamá en República Dominicana, Alberto Castillero Pinilla, quien desde la llegada de los compatriotas el día de ayer, gestionó su estadía, así como el traslado vía terrestre hacia la frontera de la devastada nación caribeña.

El trayecto por tierra hasta la frontera toma aproximadamente 4 horas, luego de lo cual es necesaria una hora más de viaje para llegar a Puerto Príncipe.

De acuerdo a informes recibidos por nuestro enviado especial a Haití, Guido Bilbao, uno de los mayores problemas en este momento es el anuncio de lluvias para las próximas horas, circunstancia que de seguro empeorará la situación ya apremiante de la población, toda vez que extendería con más facilidad y rapidez las enfermedades y podría afectar la calidad del agua.

Tal como han informado agencias internacionales, las calles y plazas se han convertido en dormitorios colectivos para miles de haitianos que prefieren dormir a la intemperie a permanecer resguardados en frágiles casas que se han seguido desplomando producto de las más de 20 réplicas que se han sentido después del terremoto del pasado martes, y para quienes las lluvias anunciadas van a agudizar un sentimiento de por sí, desconsolador.

Con el transcurrir de las horas toda posiblidad de encontrar supervivientes se va diluyendo, unido a la angustia de los pobladores que buscan entre los escombros a sus familiares, y que reclaman, a veces con ira, la ayuda internacional que está llegando por cuentagotas, entre otras cosas, por las limitaciones del aeropuerto internacional de Puerto Príncipe, que está absolutamente colapasado, por lo que el Aeropuerto Internacional de Las Américas en Santo Domingo se ha convertido en el verdadero centro de abastecimiento de la comunidad internacional.

La vocera de la Administración Federal de Aviación estadounidense (FAA en inglés), Laura Brown explicaba hoy que el Gobierno haitiano ha cerrado la entrada de vuelos al país “porque no hay pistas disponibles en el aeropuerto de Puerto Príncipe, ni combustible para repostar”.

La delegación panameña, integrada por 32 personas, entre agentes del Sistema Nacional de Protección Civil (SINAPROC), bomberos, médicos forenses y periodistas, se ha unido al contingente humanitario alemán, junto a quienes deben arribar en pocas horas a la capital haitiana.