Temas Especiales

17 de Ene de 2022

Nacional

Alma campesina con sabor a cítrico

COCLÉ. Una noche fresca, donde se escuchaba el retumbe de la brisa que se paseaba por la espesa montaña de la comunidad de Churuquita Gr...

COCLÉ. Una noche fresca, donde se escuchaba el retumbe de la brisa que se paseaba por la espesa montaña de la comunidad de Churuquita Grande, de Penonomé, abrió las puertas el pasado jueves para dar paso a la inauguración de la Feria Nacional de La Naranja.

Campesinos muy bien ataviados, autoridades de la provincia de Coclé, y los miles de visitantes que acudieron a la cita, pudieron apreciar el deroche de talento que laboriosos artesanos imprimieron a cada una de los ranchos donde se expone una gran cantidad de naranja, comercializada a bajo costo.

Germán Negui, Director de Cooperación Técnica e Internacional del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA), realizó el corte de naranja, que se encontraba sobre una batea, como una forma de demostrar tradicionalmente el motivo de la feria agrícola donde un números plural de ranchos son adornados con cítricos para aprovechar esta actividad al máximo.

MERCANCÍA

Los productores campesinos de áreas distantes y otras de difícil acceso, manifestaron que el traslado de la mercancía fue realizado con el MIDA en Coclé, por ello hay más cantidad de productores participando y de frutas, ya que lo más difícil es el traslado de la mercancía.

Meses antes el MIDA puso en marcha un programa de arreglo de caminos de producción encaminados al traslado de los cultivos cosechados para la feria, además se capacitó a los productores campesinos en el manejo integral del cultivo y en esta forma pueden hacer frente con mayor eficiencia a la feria donde se espera que sean vendidas un centenar de cítricos propios de la región norte de Penonomé.

La feria de la naranja ha logrado alcanzar el éxito gracias al manejo organizado del patronato con apoyo del MIDA para colocar este evento en un sitial importante dentro de la provincia de Coclé, y se convierte en la única de esta clase en la región.

En la feria también puede encontrar artesanías, dulces, mientras que en los stand de las instituciones participantes se ofrece al público datos informativos ligados al funcionamiento de la empresa participante. La seguridad en la feria es indispensable para mantener el orden en el lugar.

Este año los turistas extranjeros se han sumado a la lista de personas que concurren en masa a esta actividad. Los bailes populares se realizan en horas de la noche. En los stands se encontran naranjas criollas que se caracterizan por su gran contenido de jugo, la injertada, mandarinas, limones y toronjas.

RANCHOS

Una variedad de ranchos confeccionados a base de madera y pencas de palma se abren paso entre los terrenos de la feria, ellos presentan diversas formas con el objetivo de alcanzar uno de los tres grandes premios que ofrece el patronato como mejor confección y originalidad.

Los premios van desde los 200 hasta los 400 balboas.

La abundancia de naranjas y mandarinas nativas de esta región son el principal atractivo y la razón principal que originó la creación de esta feria en 1981. Con la iniciativa se busca hallar mercado para estos productos.