Temas Especiales

22 de May de 2022

Nacional

¿Quién puede con la basura?

PANAMÁ. Los rayos del sol calientan fuertemente en la loma del cristo en Veranillo, San Miguelito. Casi al pie del cerro donde está ubic...

PANAMÁ. Los rayos del sol calientan fuertemente en la loma del cristo en Veranillo, San Miguelito. Casi al pie del cerro donde está ubicado el monumento, sobresale un tinaco desbordado de basura. Más abajo en una de las tantas veredas del sector, la imagen se repite y los gusanos se mueven por todas partes.

A unos 40 minutos desde ese lugar, la historia es igual o peor. En Santa Ana hay un basurero con aspecto de varios días sin recolección. Allí hay desde desechos orgánicos, cartones, discos compactos, un colchón y hasta pedazos de lo que una vez fue una lavadora.

En los dos distritos del área metropolitana: San Miguelito y Panamá, esta es la constante y no es percepción que la basura sea parte del paisaje de la ciudad.

MONSTRUO DE VARIAS PARTES

L iteralmente, la basura ya no cabe. Diariamente entre ambos distritos se recogen unas 1,380 toneladas diarias de desechos; sin embargo, otras 8.2 toneladas se acumulan cada día entre las calles, veredas y hasta ríos del área metropolitana sin que se puedan recolectar en un día específico, es decir que al mes hay unas 245 toneladas de basura a la libre, aunque Basílides Castillo, del equipo de Relaciones Pública de la DIMAUD, expresa que se trata de “un estimado que en algún momento se recoge”.

En San Miguelito, un distrito con al menos 350 mil habitantes, la recolección de la basura está en manos de la empresa privada Revisalud desde hace ocho años. Aquí unos 29 vehículos de los cuales 15 ya cumplieron su tiempo útil forman parte de la flota que debe cubrir 67 rutas en los nueve corregimientos del distrito.

En la ciudad de Panamá, donde es distinto a San Miguelito, el asunto es tratado por el municipio a través de la Dirección Metropolitana de Aseo Urbano y Domiciliario (DIMAUD) hay apenas 43 camiones para cubrir 146 rutas diarias y recoger unas 1,000 toneladas de basura por día. Sin embargo, la recolección no se da abasto, fuera de las rutas establecidas, el equipo de barrido en ambos municipios saca de las calles hasta 50 to neladas de desperdicios.

EL EFECTO “PATACÓN”

La evidente acumulación de basura en algunos barrios de la metrópoli incluso ha recibido su propio nombre, se les conoce como “pataconcitos” o una sucursal del Cerro Patacón (actual relleno sanitario de la ciudad) cerca de las casas.

Pero lejos de ser un término jocoso, se trata de peligrosos caldos de cultivos de enfermedades.

“La basura que no se recoge en 5 días es un foco de enfermedades”, asegura el director regional de Salud de San Miguelito, Algis Torres. Enumera los problemas respiratorios, gástricos y presencia de roedores y mosquitos transmisores de otras enfermedades.

Juan Diego Cadavid, de Revisalud, resume este problema en educación, disciplina y concienciación. “Esto no se resuelve ni con cien ni con mil camiones”, reconoce.

La directora de Educación Ambiental de la Asociación para la Conservación de la Naturaleza (ANCON), Jenny Echeverría insta a todos los sectores de la sociedad a apoyar la propuesta “Basura cero” la cual es una iniciativa que busca un mecanismo ante la crisis.

De las alternativas empleadas alrededor del mundo para enfrentar este flagelo, algunas ya se han presentando en Panamá, conozca mañana cuáles son.