27 de Oct de 2021

Nacional

Demanda energética se duplicó en el 2009

PANAMÁ. De acuerdo con cifras de la Autoridad de los Servicios Públicos (ASEP), la demanda de energía eléctrica dobló sus porcentajes de...

PANAMÁ. De acuerdo con cifras de la Autoridad de los Servicios Públicos (ASEP), la demanda de energía eléctrica dobló sus porcentajes de crecimiento en el 2009.

En un informe sobre proyecciones de inversión en generación hidroeléctrica se establece que la demanda de energía del año anterior estableció parámetros de aumento sorprendentes. Se habla de un crecimiento de 12% en la demanda, cuando el promedio anual de aumento en la solicitud de energía era entre 5% y 6%, unos 50MW. Unos números importantes si consideramos que la capacidad instalada hasta el 2009 es de 1,789 millones de MW.

Este porcentaje de crecimiento mantendría la relación generación-demanda, en una zona de peligrosidad muy cercana a la necesidad de racionar la energía.

Pero las esperanzas de la ASEP están en casi una veintena de proyectos hidroeléctricos que entrarían a funcionar entre 2010 y 2011.

Estos proyectos cuya inversión alcanza los $1,736 millones permitirían un aumento de 700 MW en la generación y la tranquilidad en cuanto a la estabilidad del servicio.

Los proyectos están principalmente en las provincias de Chiriquí, Bocas del Toro y Veraguas, para este año se espera que entren a operar los primeros seis proyectos y el año 2011 comenzarán a funcionar El Fraile (5.3 megavatios), Pedregalito (20 megavatios), Lorena (35.7 megavatios), Prudencia (56 megavatios), Baitún (86 megavatios), añadiéndole al sistema 203 megavatios más en ese año.

Para ese mismo año, también podría entrar a operar Changuinola 1, que tendrá capacidad instalada de 223 megavatios.

En los siguientes dos años se espera que entren a funcionar los proyectos Río Piedra (nueveÁ  megavatios), Bajo del Totuma (cinco megavatios), El Alto (60 megavatios), Pando (32.6 megavatios), Monte Lirio (52 megavatios), El Síndigo (10 megavatios) y Bonyic (30 megavatios). Con estos proyectos la capacidad instalada superaría los 700 megavatios.

Actualmente en la ASEP hay 52 solicitudes en la etapa de cumplir los requisitos del Estudio de Impacto Ambiental, viabilidad de conexión al Sistema de Transmisión, obtener el contrato de concesión de aguas, entre otros.

Con la inversión en generación por fuentes renovables se mejorará la matriz energética del país evitando la dependencia en los derivados del petróleo para satisfacer las necesidades energéticas del país. Además habrá mejores precios y garantía de suministro.