Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Nacional

Urge resolver sistema de cobro de la DIMAUD

Mientras el Gobierno busca los mecanismos para hacer frente a la crisis en la recolección de basura de la ciudad capital, es preciso que...

Mientras el Gobierno busca los mecanismos para hacer frente a la crisis en la recolección de basura de la ciudad capital, es preciso que la comunidad comprenda que el problema no podrá resolverse en la medida en que los usuarios no hagan frente a la tasa de aseo que mantienen con la Dirección Metropolitana de Aseo Urbano y Domiciliario (DIMAUD), ya que la morosidad asciende a 80 millones de dólares.

El director de la DIMAUD, Harmodio Montaner, dijo ayer en Debate Abierto que resolver el problema dependerá de la forma como se realice el cobro, porque el método actual “no tiene efectos coercitivos para obligar a nadie a que pague”. Agregó que él solo conoce el sistema que utilizan en Colombia, donde la tasa de aseo se incluye dentro de la facturación de la luz, con lo que “se paga la luz y se paga el aseo”; si los usuarios no hacen el pago, después de dos meses se les corta la luz, por lo que se sienten obligados, o al menos presionados a hacer el pago para no verse afectados con el corte de luz.

Admitió que hay usuarios con 15 años de morosidad, pero que no existe forma alguna de decir “a este le recojo la basura y a este no”.

Los morosos son tanto de la empresa privada como del Gobierno, morosidad heredada de la administración anterior y que, reiteró, asciende a 80 millones de dólares. “Ninguna institución puede funcionar con tanta deuda”, admitió el funcionario, por lo que insistió en que lo primero que debe revisarse es el sistema de cobro.

Montaner afirmó que ya ha conversado con el ministro de la Presidencia, Demetrio “Jimmy” Papadimitriu, y que espera que puedan atender algunas de sus recomendaciones y ponerlas en práctica.

El funcionario también se refirió al otro gran eslabón que afecta la operación del DIMAUD y es el mantenimiento. “Si se nos daña una pieza, es un mes y medio para repararla, todo por el proceso” y la burocracia propia de las instituciones de Gobierno.