Temas Especiales

04 de Apr de 2020

Nacional

Alianza Ciudadana Pro Justicia espera que el Gobierno retome el camino del diálogo

En vista de los hechos que han ocurrido en el país en los últimos días, la Alianza Ciudadana Pro Justicia emitió un comunicado en el que...

En vista de los hechos que han ocurrido en el país en los últimos días, la Alianza Ciudadana Pro Justicia emitió un comunicado en el que recordaron que el pasado 11 de junio se mostraron en contra de la sancionada Ley Langosta, la cual según estos, significaba un retroceso en materia de derechos humanos, pues la normativa fue aprobada violando todos los procedimientos legislativos, a pesar de un rechazo generalizado y en una clara actitud de irrespeto a la participación ciudadana, al movimiento sindical y desconociendo la lucha ambientalista que se ha dado en nuestro país en los últimos años.

Representantes de la Alianza agregaron que lamentaban los sucesos que se vivieron en Bocas del Toro, que dejaron como saldo un número no determinado de muertos y más de un centenar de heridos y detenidos, así como un llamado a una huelga nacional, principalmente por parte del sector obrero y magisterial, de allí que reiteraron al Gobierno retome el camino del diálogo sereno, respetuoso y constructivo.

Además repudiaron el uso de la fuerza excesiva, en la mayoría de los casos innecesarias por parte de la Policía, ya que en vez de frenar los actos de desorden los agravan poniendo en mayor peligro el orden y la paz pública, sin que ello signifique que apoyen las protestas violentas ni lo daños a la propiedad privada o a terceras personas.

Solicitaron al ministro de Seguridad, José Raúl Mulino, y al presidente de la República, Ricardo Martinelli que no permitan el uso de perdigones en ninguna otra manifestación pública que se dé en el país y que se abra una investigación para determinar el por qué de tantas personas que han perdido la vista por heridas de perdigones, para que se sancione a aquellos jefes de Policía que autorizaron disparar a los rostros de las personas.

Con respecto a la huelga convocada, advirtieron que la misma es un derecho constitucional y es la forma pacífica que se utiliza mundialmente, recordando que la forma de detener esta huelga no es ordenando la detención de sus dirigentes sino llamando a una reunión a todos los dirigentes magisteriales y sindicales con la presencia de los sectores de la Iglesia y observadores que sean testigos del dialogo respetuoso y de altura que se debe realizar.

“En este momento que vive el país se requiere de nuestras autoridades mucha voluntad de diálogo, serenidad y un mensaje conciliador y respetuoso. Hacemos un llamado al Ministro de Seguridad para que deje de irrespetar a los hermanos indígenas de Bocas del Toro y a que modere su lenguaje”, expresa el documento.

Afirmaron que consideran que la solicitud de derogación de la normativa que hacen los trabajadores, los ambientalistas y amplios sectores de la ciudadanía, es totalmente legítima por lo que abogan para que discutan los diversos artículos de ésta por separado y en las comisiones que corresponden cada uno de estos temas, como debió hacerse antes de la aprobación de esta Ley.