Temas Especiales

29 de Mar de 2020

Nacional

Hace dos semanas, diversos sectores de la población bocatoreña se rebelaron

PANAMÁ. Una anarquía total se vivió hace dos semanas en la provincia de Bocas del Toro, ubicada al occidente de Panamá.

PANAMÁ. Una anarquía total se vivió hace dos semanas en la provincia de Bocas del Toro, ubicada al occidente de Panamá.

La explosión social surgió después de una convocatoria a huelga que hicieron los grupos sindicales, indígenas y ambientalistas de la provincia.

En un principio se trató de un movimiento meramente sindical e indígena, pero con el paso de los días se sumó el resto de la población, quienes afirmaron estar cansados del estado de abandono en que las autoridades del gobierno central tienen a Bocas del Toro.

La principal petición de los manifestantes fue la derogación o devolución de la Ley 30 -conocida como ‘ley langosta’- a la Asamblea Nacional, la cual cambió la Carta Orgánica de la comarca Ngöbe Buglé.

Además de eso, grupos ambientalistas se unieron a la causa para protestar contra la explotación minera e hidroeléctrica.

En los enfrentamientos, que duraron casi una semana, se registró un centenar de heridos, muchos de los cuales perdieron uno de sus ojos por los perdigones utilizados por las unidades de la Policía Nacional. Las autoridades confirmaron dos muertos en los conflictos, pero los manifestantes investigan otros casos que pueden guardar relación con la huelga.