Temas Especiales

30 de Mar de 2020

Nacional

Pagan para vivir en peligro

PANAMÁ. Eran las 10:30 de la mañana de ayer cuando Gilma Bosques de Roner, de 87 años de edad, observó cómo la losa de su apartamento co...

PANAMÁ. Eran las 10:30 de la mañana de ayer cuando Gilma Bosques de Roner, de 87 años de edad, observó cómo la losa de su apartamento colapsaba por tercera ocasión en sus 36 años de residir allí.

Bosques, quien habita sola en el apartamento 206, que se encuentra debajo de la azotea del edificio De La Fuente, administrado por la inmobiliaria Gestión y Contratas, sufrió un gran susto porque la corrosión de los bloques y los estribos de la infraestructura produjeron el colapso de parte del techo.

Cuando La Estrella llegó al apartamento aún se podía ver cómo seguía desprendiéndose el concreto.

En su inspección visual, el arquitecto Adam Ibarguen, del Sistema Nacional de Protección Civil, explicó que ‘las barras de acero del techo normalmente tienen sus estribos de amarres, pero estos estribos ya no están quizás por el tiempo... entonces los bloques del mismo también se han corroído casi en su totalidad, y desde que pierde su prioridad el acero, la losa puede colapsar’.

No obstante, Ibarguen se sorprendió cuando Eduardo Mejía, nieto de Bosques, quien también reside en el edificio, le informó que la empresa Gestión y Contratas evalúa la posibilidad de adecuar la azotea del edificio para la construcción de cuatro apartamentos más.

Debido a ello, el funcionario levantará un informe sobre lo ocurrido en el apartamento de Bosques para que luego Ingeniería Municipal mande a sus inspectores al área afectada, ya que la superficie está ‘endeble’.

Al consultar telefónicamente a Gestión y Contratas, se nos informó que ya se había dado la orden de proceder a la reparación del bien, mas no confirmaron la versión de los apartamentos en construcción.