Temas Especiales

26 de Nov de 2020

Nacional

La agria mañana de Sáez Llorens

PANAMÁ. Muchas horas después de la discusión en la Asamblea Nacional durante la sustentación del presupuesto de 2011 de la Caja de Segur...

PANAMÁ. Muchas horas después de la discusión en la Asamblea Nacional durante la sustentación del presupuesto de 2011 de la Caja de Seguro Social (CSS), el director de la entidad, Guillermo Sáez Llorens, seguía ‘asombrado’ por la forma en que se llevó el asunto.

Cuenta Sáez Llorens que llegó temprano, antes de las nueve de la mañana, cuando pocos de los diputados ocupaban sus puestos de trabajo. Aun así, dio inicio a su presentación.

Durante este lapso, los que estaban prestaron poca atención a las cifras, aportes, inversiones y gastos, todos estos datos que forman una propuesta financiera de este tipo. ‘Pese a esto, yo seguí explicando el documento que llevamos preparado’, asegura.

Con anterioridad, la Asamblea le había solicitado por escrito a la CSS una serie de documentos, requisitos que, según Sáez Llorens, cumplió y, por si acaso, llevó documentos extra. El equipo directivo de la CSS también acompañaba al director.

Cuando terminó la presentación de la vista presupuestaria de la CSS, que ya había sido expuesta y aprobada por el Ministerio de Economía y Finanzas, en vez de preguntas sobre al respecto, una lluvia de acusaciones cayó sobre los directivos de la CSS.

Una de las preguntas que le hizo un diputado al director de la CSS fue por qué no había contratado a las personas que le recomendó. También indagaron sobre la ejecución presupuestaria del año en curso y el incremento de la planilla.

‘Yo levanté la mano por varios segundos para que me dejaran hablar y nadie me hizo caso; también lo hizo el presidente de la Asamblea y tampoco lo escucharon a él, nunca nos dieron la palabra para explicar los detalles que ellos pedían’, señala el funcionario.

Sáez Llorens aclaró que algunos proyectos que estaban en marcha fueron detenidos para revisarlos porque no tenía sentido continuar, había dudas y en cuanto al crecimiento de la planilla, se ha contratado a médicos y personal de salud para atender el aumento de la población asegurada y beneficiaria de la entidad.

‘La documentación la entregamos de la forma en que se hace tradicionalmente, y ahora no sabemos qué más nos pedirán el próximo 7 de septiembre, cuando acuda a la Asamblea Nacional para desglosar un presupuesto que asciende a los 2,8 billones de dólares’, puntualizó.