Temas Especiales

26 de Nov de 2020

Nacional

De gran negocio a foco de infección

COLÓN. Luego de que sus estructuras fuesen vandalizadas y saqueadas, el viejo edificio que albergaba las oficinas centrales de la empres...

COLÓN. Luego de que sus estructuras fuesen vandalizadas y saqueadas, el viejo edificio que albergaba las oficinas centrales de la empresa Tagarópulos, en la calle 13, avenida Meléndez y Federico Boyd, en la ciudad de Colón, se ha convertido en un basurero público que amenaza la salud de los colonenses que viven en sus alrededores.

Las estructuras, que fueron construidas en el año de 1926 por el empresario griego Antonio Tagarópulos, sirvieron de albergue a la primera planta de embotellamiento de las bebidas gaseosas Orange-Crush, Pepsi-Cola, Club-Soda y Ginger-Ale, desde donde se distribuían sus productos a toda la República, y abastecía también a los países centroamericanos, llegando a despachar en 1940 más de un millón de botellas de soda al mes; posteriormente, funcionó como embotelladora de salsa picante y especias que eran vendidas en los supermercados de propiedad de Tagarópulos.

Hoy, ese edificio, que sirvió al desarrollo de Colón, se ha convertido en otro de los focos de posible infección en la ciudad, ya que junto a la gran cantidad de basura que en él es depositada están las aguas negras, y su utilización como guarida de malhechores que acechan a las personas que van a laborar a la Zona Libre de Colón.

El representante del Barrio Sur, Alex Lee, indicó que ‘Los propietarios deben atender la situación para evitar que posteriormente nos lamentemos por las repercusiones provocadas por la condición de la estructura a las familias que viven cerca’.