Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Nacional

Las reformas están en ascuas

PANAMÁ. El optimismo que reinó en la pasada reunión de la Comisión Nacional de Reformas Electorales, con la aprobación del principio de ...

PANAMÁ. El optimismo que reinó en la pasada reunión de la Comisión Nacional de Reformas Electorales, con la aprobación del principio de paridad, quedó empañado ayer por el efecto de las declaraciones del presidente Ricardo Martinelli, en cuanto a la posibilidad de que el aumento a los jubilados podría salir del subsidio electoral que se destina a los partidos.

Ayer, desde un principio, la agenda de la trigésima cuarta reunión de la Comisión Nacional de Reformas Electorales fue aplazada.

El magistrado Gerardo Solís solicitó desde temprano a los miembros de la mesa que suspendieran los temas que serían discutidos para analizar el polémico tema.

Cada uno de los comisionados tuvo la oportunidad de presentar su opinión y, a medida que transcurría el tiempo, el ambiente se tornaba cada vez más tenso en el debate.

¿MANIOBRA POLÍTICA O SIMPLE DEMAGOGIA?

De acuerdo con Carlos González de la Lastra, del Partido Popular, desde el punto de vista cuantitativo, si se elimina el subsidio electoral y se destina al aumento de los jubilados, la cifra final representaría un aporte irrisorio.

Esto debido a que, por ejemplo, si se distribuyera el subsidio de un partido que recibe $4 millones entre los 160 mil 650 jubilados que ganan menos de $500, a cada uno de éstos solo le correspondería $2.08 mensual.

Pero el debate se encendió aún más cuando intervino el diputado Pedro Miguel González, comisionado de la bancada del PRD.

‘Martinelli es un hombre peligroso para Panamá. Es un error y un atentado a la democracia lo que ha dicho’, sostuvo.

González agregó que el presidente no está respetando los logros que se han alcanzado a lo interno de la comisión, razón por la cual instó a los comisionados a ‘ponerle un alto al dictador’. Mientras que a los magistrados les solicitó no guardar ‘un silencio cómplice’.

Al culminar su extensa intervención, el dirigente político propuso a la mesa suspender las reuniones de la Comisión hasta tanto los magistrados se reúnan con el Presidente.

Sin embargo, la idea de González no fue bien acogida por los comisionados del oficialismo.

Una de las que reaccionó casi de inmediato fue la comisionada de la Asociación de Parlamentarias y Ex Parlamentarias de Panamá, Gloria Young. ‘No hay que alarmarse, no hay necesidad de suspender la comisión’, expresó la ex diputada.

Incluso, Young advirtió que de llegarse a suspender las reuniones, un grupo de mujeres protestarían todos los jueves frente a la Cámara de Comercio.

Para el comisionado de Cambio Democrático (CD), Luis Cortés, todo ha sido un mal entendido.

‘La intención del Presidente jamás ha sido la de irrespetar a los magistrados’, precisó.

Cortés cuestionó a los comisionados de oposición, porque ‘no tienen conocimiento de la propuesta, y los medios de comunicación han enfocado la noticia desde otro punto de vista’.

Al final de la reunión, el magistrado Solís señaló que cuando se reúnan con el Ejecutivo elevarán los planteamientos de la Comisión, y que cuando tengan clara la propuesta presidencial la presentarán a la mesa.