Temas Especiales

10 de Apr de 2021

Nacional

Vigencia del CEN crea polémica

PANAMÁ. Detrás de la aparente calma que hay en el Partido Revolucionario Democrático (PRD), empieza a tomar forma una nueva tormenta.

PANAMÁ. Detrás de la aparente calma que hay en el Partido Revolucionario Democrático (PRD), empieza a tomar forma una nueva tormenta.

Las intenciones de algunos de los miembros del actual Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de permanecer en el poder hasta el 2013 ha provocado molestias en varios de los precandidatos presidenciales del partido.

Todo comenzó durante un almuerzo entre Balbina Herrera, Anel Flores, Javier Martínez Acha y la tercera subsecretaria del CEN, Priscila Valenzuela (en representación de la facción del ex presidente Ernesto Pérez Balladares), en la Casa del Marisco.

El plato fuerte del encuentro fue la directiva del partido y su vigencia. Los presentes al unísono acordaron pedir la renovación total del partido. Y así fue, días después se reunieron con los miembros del CEN para exponerles sus planteamientos, pero las cosas no salieron como esperaban.

En ese encuentro, algunos directivos, entre ellos el presidente del partido Francisco Sánchez Cárdenas, hicieron pública sus intenciones de permanecer en el poder hasta completar la vigencia del CEN anterior; es decir, hasta los primeros meses del 2013. Mitchel Doens, secretario general, secundó la moción de su compañero.

De hecho, ambos no tendrían ningún problema con ello, pues hasta el momento no existe un documento legal que ponga una fecha límite al CEN que eligió el Directorio Nacional el 18 de octubre de 2009.

Legalmente, los nueve miembros, según lo que aprobó el Directorio, deben completar el periodo para el que fueron electos los directivos anteriores.

Una fuente del CEN aseguró que sí existe la intención de poner fecha de caducidad al CEN electo, incluyendo a los directores provinciales, CDN y delegados. En pocas palabras, una renovación total de todas las estructuras del PRD.

Esta es una de las propuestas contenidas en el paquete de reformas de los estatutos del partido, que deben ser sometidas a la consideración de un Congreso Extraordinario el 13 de febrero de 2011.

BORRÓN Y CUENTA NUEVA

Pero no todos se oponen a una nueva revolución en el PRD, siempre y cuando sea para consolidar la unidad del partido.

Rogelio Paredes, segundo vicepresidente del CEN, dice estar dispuesto a abandonar su cargo para dar paso a las elecciones.

Paredes considera que la única vía para resolver el dilema sobre la vigencia del CEN sería a través de un Congreso Ordinario para elegir la nueva estructura del PRD.

Reconoció que existen áreas de organización que confrontan muchos problemas porque las autoridades locales del partido no los convocan, incluso, hay algunas directivas de corregimiento inoperantes y otras a las que ya se les venció el periodo.

Para el también diputado, las huellas de la derrota electoral de mayo de 2009 aún están presentes, ya que quienes trabajaron en la campaña y fracasaron también perdieron la confianza de las bases, que no acuden a los llamados del partido. ‘Por estas razones, es necesario un cambio en el PRD, para lograr la unidad total’, dijo.