Temas Especiales

14 de Apr de 2021

Nacional

Dianas con puro sabor a merengue

PANAMÁ. Al ritmo del merengue ‘Soy un hombre divertido’, del popular Wilfrido Vargas, iniciaron los actos conmemorativos por los 107 año...

PANAMÁ. Al ritmo del merengue ‘Soy un hombre divertido’, del popular Wilfrido Vargas, iniciaron los actos conmemorativos por los 107 años de vida republicana.

Frente a la mirada atónita de cientos de panameños y al mejor estilo de las fiestas del rey Momo, a tempranas horas de la madrugada de ayer las tradicionales dianas fueron reemplazadas —al principio— por un minishow que realizó el colonense Cristian Melo, quien en compañía del presidente de la República, Ricardo Martinelli, entonó varios temas al ritmo de merengue.

La ausencia de fervor patriótico provocó que un grupo de panameños que madrugaron para presenciar las dianas expresaran su descontento. Más tarde, las dianas se dejaron escuchar y fueron el deleite de los presentes.

Al asomarse los primeros rayos del sol, el mandatario procedió a la izar el pabellón nacional, a pesar de que la tricolor del Cerro Ancón todavía se encontraba a media asta.

Minutos después, Martinelli y su equipo de trabajo se trasladaron a la Catedral Metropolitana, donde se realizó el Te Deum Ecuménico de Fiestas Patrias.

Durante el acto litúrgico, el arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, hizo un llamado al gobierno para que prevalezca la justicia social en el país.

‘Panamá debe desterrar los egoísmos y ambiciones, vuelvan su atención hacia el Dios de la vida’, dijo Ulloa.

Culminada la ceremonia, las autoridades acudieron al Consejo Municipal, donde los ediles solicitaron apoyo a Martinelli para la realización de un Congreso de Municipios, el próximo año.

De inmediato, el mandatario confirmó el apoyo y manifestó su interés en descentralizar los municipios del país.

‘Vamos a conformar una comisión entre representantes a nivel nacional para que hagamos una buena ley’, expresó Martinelli.

Al culminar la sesión del Concejo, con más de una hora de retraso iniciaron los desfiles patrios.

En la Ruta 1, sin duda quienes se robaron el espectáculo fueron las unidades de Servicio de Protección Institucional, que fueron recibidas frente al palco presidencial con serpentinas tricolores.

La extensa delegación hizo malabares con motorizados y recorridos marítimos cerca de la contaminada bahía.

Otra de las delegaciones estatales que retrasó el desfile fue la Policía Nacional, que aprovechó la ocasión para estrenar el nuevo uniforme azul.

Las delegaciones institucionales provocaron que bajo el candente sol, los centros educativos se estancaran, por lo que algunos estudiantes se desmayaron.

Pasadas las 12 mediodía, las primeras delegaciones estudiantiles comenzaron a desfilar.

En tanto, en la Ruta 2, en Vía España, algunas bandas independientes no pudieron marchar porque no llegaron a la hora estipulada.