Panamá,25º

19 de Feb de 2020

Nacional

¿Quién coordina con la DEA?

PANAMÁ. La noticia aquí pasó desapercibida, independientemente de que el arresto se produjo en esta capital el pasado jueves, y que ante...

PANAMÁ. La noticia aquí pasó desapercibida, independientemente de que el arresto se produjo en esta capital el pasado jueves, y que antes del fin de semana último, el reo y un supuesto cómplice fueron puestos a órdenes de las autoridades antinarcóticos del Estado de la Florida, EEUU.

En este caso no hubo la acostumbrada publicidad estatal que suelen desplegar los estamentos de seguridad cada vez que se produce un hallazgo de esta naturaleza.

Los méritos, por lo visto, son exclusivos de la agencia antidrogas estadounidense, mejor conocida como DEA (Drug Enforcement Administration), aunque la prensa boliviana (citando una fuente antidrogas de Panamá) destacó esta semana que fue el propio Gustavo Pérez, director de la Policía Nacional, quien coordinó la operación con las autoridades estadounidenses, líderes en las pesquisas.

Se trata de la captura del ex general de la policía boliviana René Sanabria, un egresado en 1993 de la Escuela de las Américas que operaba el Comando Sur de los Estados Unidos en el desmantelado Fort Gulick, en Colón, y ‘un alumno destacado’ de la propia DEA, según un despacho fechado ayer en La Paz por la agencia francesa de noticias AFP.

El despacho también revela que la captura de Sanabria tiene lugar poco antes que el Departamento de Estado estadounidense divulgue su informe anual sobre avances en la lucha antidrogas en la región.

El cable destaca las malas relaciones entre el Gobierno de Evo Morales y la DEA. La detención del ex general boliviano se produce en el peor instante.

Al momento de su arresto, Sanabria ocupaba el cargo de director del Centro de Inteligencia y Generación de Información (CEGEIN), una unidad de inteligencia antidrogas del Ministerio de Gobierno de Bolivia.

A Sanabria, una fiscalía del sur de Florida se le vincula junto a otros tres sujetos con el tráfico de 144 kilos de cocaína al puerto de Miami, a través de Panamá, escondidos en un contenedor con zinc. Este hecho se produjo en noviembre del año pasado.

Según los datos obtenidos, tenía una orden internacional de captura y fue arrestado en suelo panameño junto a Marcelo Juan Foronda Acero con 60 kilos de cocaína. Se menciona que utilizó sus credenciales para pasar por alto los controles antidrogas.

En los Estados Unidos, el ex jefe policial se acogió al silencio y próximamente tendrá que enfrentar nuevamente a los fiscales. Podría ser condenado a cadena perpetua.

Ni en la Policía Nacional ni en el Ministerio Público hubo comentarios respecto a este caso, pese a la relevancia internacional del mismo. Al parecer, esto nunca ocurrió.