26 de Feb de 2020

Nacional

Asamblea en desacuerdo con reformas de Ramos

PANAMÁ. El grupo de billeteros que rechaza el proyecto de ley 312 que modifica la Ley de la Lotería Nacional de Beneficencia (LNB) encon...

PANAMÁ. El grupo de billeteros que rechaza el proyecto de ley 312 que modifica la Ley de la Lotería Nacional de Beneficencia (LNB) encontró a un aliado en la Comisión de Hacienda de la Asamblea Nacional.

Se trata del diputado Sergio Gálvez, presidente de la Comisión, quien se comprometió con el grupo a hacer las modificaciones al proyecto de reformas de la ley. ‘Ellos están pidiendo que se hagan unos 10 cambios al proyecto, y lo vamos a analizar con al resto de los comisionados’, puntualizó el Gálvez.

El diputado mostró su interés de apoyar a los billeteros en esta intención legislativa promovida por el director de la institución, José Pablo Ramos. ‘Yo fui billetero, sabemos por lo que ellos tienen que pasar, queremos promover una ley que no sea perjudicial para ellos’, sostuvo.

CAMBIOS A LA LEY

Uno de los cambios que sufrirá el proyecto será aumentar las sanciones a quienes promuevan, patrocinen o se dediquen al negocio de las ‘casas grandes’. La sanción se incrementará de $200 mil como lo propone el proyecto, a 500 mil dólares hasta el millón de dólares.

‘A esa gente es que hay que sancionar severamente, no a los que a diario luchan por llevar el sustento a sus casas’, manifestó Gálvez. Las modificaciones las hará la Comisión de Hacienda sin la participación del director de la LNB.

Ayer, los billeteros fueron notificados de la discusión en primer debate del proyecto, pero fue suspendida hasta tanto se hagan las adecuaciones correspondientes. En la comisión se comprometieron a retomar el tema una vez culminen los carnavales.

Fernando González, quien es secretario de Actas del Sindicato de Billeteros, denunció que el gremio está divido al señalar que la dirigencia del sindicato no ha convocado a asamblea general para debatir el tema. ‘Es un proyecto que trata de desplazar poco a poco a los billeteros y la única intención es privatizar a la entidad’, expresó.

El grupo se declaró en pie de guerra si la modificación a la ley es aprobada tal cual como fue presentada. Consideran el proyecto como perjudicial para los billeteros y con exceso de poderes para el director de la institución.

LOS PODERES DE RAMOS

Con la modificación a la ley de la LNB, José Pablo Ramos intenta con prioridad castigar la venta de chances y billetes clandestinos, explorar nuevos juegos de azar y ajustarle las ganancias a los billeteros hasta el 12.5; este último condicionado al segundo.

En el proyecto, Ramos se atribuye 10 competencias entre las que destaca autorizar gastos de hasta 50 mil dólares sin el visto bueno de la junta directiva; celebrar acuerdos entre instituciones y personas jurídicas o naturales y autorizar quiénes podrán vender juegos similares a la lotería, como el raspadito y la loto, previo acuerdo aprobado por la junta directiva.

La exploración de estos juegos de azar la atribuye a la necesidad de generar ganancias para la institución con las cuales le hará frente al aumento solicitado por los billeteros. Este ajuste está condicionado a la aprobación de la ley.