27 de Feb de 2020

Nacional

Una forma diferente de pasar los carnavales en la capital

PANAMÁ. La Feria Afroantillana, que tradicionalmente se celebraba los días sábado y domingo paralela a la fiesta del carnaval en el Mus...

PANAMÁ. La Feria Afroantillana, que tradicionalmente se celebraba los días sábado y domingo paralela a la fiesta del carnaval en el Museo Afroantillano ubicado en El Marañón, fue trasladada este año —y por los próximos cuatro— al Centro de Convenciones Atlapa, debido a los trabajos que se realizan en la vía para la construcción del metro.

Pero el cambio de sitio no fue impedimento para que miles de panameños y extranjeros pudieran degustar de las tradicionales comidas afroantillanas, tales como el famoso bon, el pan blanco, las torrejitas de bacalao, el pescado en escabeche, el ‘saus’, pescado frito con patacones o acompañado de un delicioso arroz con coco y guandú o poroto.

Algunos visitantes aprovechan la ocasión para disfrutar y recordar los bailes al ritmo de tambores africanos, grupos musicales de calipso y música de ayer; bailes de antaño interpretados por parejas que pasan de generación en generación sus técnicas en ese arte.

La ocasión también fue propicia para presentar a la reina de la etnia negra que representará a la cultura en un carro alegórico hoy y mañana martes en el carnaval de la ciudad.

Reynaldo Beckford es el chef encargado de supervisar toda la comida que se ofrece en la feria y dice que por haberla realizado en Atlapa, ‘este año hemos atraído a otro público que en épocas anteriores no conocían de nuestra actividad’.

También se ofrecen artesanías propias, así como de otras regiones culturales del país que aprovechan para vender sus productos.

Así como hay dos carnavales en la ciudad capital, este año también se realizan dos ferias afroantillanas. La segunda, en la calle 13 de Río Abajo, es un evento totalmente gastronómico en el que se ofrecen platos auténticos de la sazón afro y con buena música del recuerdo.

En ambos puntos se pudo observar una presencia multicultural que busca una forma diferente de disfrutar de los días de carnaval.

‘Espero siempre la feria afroantillana para disfrutar de los platos típicos de nuestros antepasados’, dijo Carolina, quien cada año asiste a la actividad para saborear un buen platillo de la comida afro.