Temas Especiales

15 de May de 2021

Nacional

Inician actos por la beatificación

PANAMÁ. A pocas horas de que el papa Juan Pablo II sea declarado beato, en la Universidad Santa María la Antigua (USMA) las autoridades ...

PANAMÁ. A pocas horas de que el papa Juan Pablo II sea declarado beato, en la Universidad Santa María la Antigua (USMA) las autoridades preparan una ceremonia en su honor. La razón principal: recordar la visita del sumo pontífice en 1983 a suelo istmeño.

El acto, que será dirigido por el padre Juan Sandoval, capellán de la USMA, se inicia a las 10:00 a.m. de hoy en la Biblioteca Marcos Gregorio McGrath con una invocación religiosa. Posteriormente, se dirigirán en procesión hasta donde permanece el ‘papamóvil’ que es custodiado por la universidad católica y allí se hablará sobre la vida y el trabajo de Juan Pablo II.

EL ‘PAPAMÓVIL’ EN PANAMÁ

Pese a que la población sabe por los registros de la historia que nuestro país es uno de los pocos de Centroamérica que tuvo la oportunidad de contar con la visita papal, no todos conocen que aún permanece en el país el vehículo que utilizó durante su breve estadía en la ciudad de Panamá.

El llamado ‘papamóvil’, que se ajustó a las especificaciones del que se utilizaba en el Vaticano, se colocó sobre la carrocería de un pick-up de la Policía de entonces. Tiene un ancho de 2.53 metros y 2.20 metros de alto con cuatro vidrios blindados de media pulgada de espesor. El techo también es transparente con vidro blindado. Dispone de tres puestos, uno para el Papa y los otros dos para la Guardia Suiza, que se encarga de la seguridad del pontífice.

Desde 1991 el carro, que guarda un particular significado para los creyentes de la fe católica, se encuentra a un costado del edificio B de la USMA. La administración de esa casa de estudios superiores mantiene en custodia el simbólico vehículo después que por años permaneciera en un depósito de chatarras en el Ministerio de Obras Públicas.

Tras la visita de Juan Pablo II en 1983, el primer refugio del ‘papamóvil’ fue el Museo del Hombre Panameño, que estaba en la plaza 5 de Mayo, y en la invasión de 1989 quedó a la intemperie.

MUESTRA DE FE

En 1983, Omar Navarro era un jovencito de 15 años. Veintiocho años después, Navarro es diseñador de interiores. Con gran agrado cuenta que es el encargado de la reestructuración del ‘papamóvil’. A su casa tuvo que llevar los cojines de los asientos que el Pontífice utilizó durante su estadía en la ciudad.

‘Siento que es una suerte y una bendición, no todos la tienen... sobre todo ahora que la Iglesia católica se prepara para beatificarlo’, comentó mientras daba unos últimos retoques en la pintura como parte del proceso de reestructuración del carro. Con motivo de los actos ceremoniales del Vaticano, al vehículo se le retocó la pintura, los vidrios y se le colocó luces.

En la USMA informaron que hace poco más de un mes la dirigencia católica ordenó estos trabajos con una inversión que supera los 10 mil dólares. Se proyecta colocar el vehículo bajo techo posteriormente.