23 de Oct de 2021

Nacional

Otros casos de riesgo

PANAMÁ. . En el Darién convergen personas que abren el abanico de razas y estados jurídicos. Indígenas emberá, wounaan y kunas van y vi...

PANAMÁ.

En el Darién convergen personas que abren el abanico de razas y estados jurídicos. Indígenas emberá, wounaan y kunas van y vienen por el río Tuira, pariendo hijos que no registraron y hacen parte de la gente sin nacionalidad y en subregistro. Colombianos que huyen de la violencia y al llegar a Panamá se convierten en PTH (Estatuto Humanitario provisional de Protección). Se estima que hay 873 PTH en el país. Muchos llevan más de 10 años esperando respuesta para que las instituciones les otorguen el estatus que les permitiría salir de su condición para ser refugiados oficiales. Para eso, deben conseguir la acreditación de la Comisión de Elegibilidad, que toma la decisión sobre los admitidos en el trámite de refugio. Al 2010 habían 1,210 personas refugiadas. La Oficina Nacional para la Atención del Refugio (ONPAR) les entrega un certificado que evidencia su estatus. Sin embargo no pueden salir de la región sin un permiso especial porque ‘la seguridad y los derechos humanos se debaten en la zona’, dice el padre Nicolás Delgado, de la Pastoral Penitenciaria de Darién. Por eso toda persona debe presentar permisos o será sometida a interrogatorio. PTH, refugiados, subregistrados y extranjeros esperan que por la seguridad no se viole su derecho a la movilidad y con él sus proyectos de vida.