Temas Especiales

20 de Oct de 2020

Nacional

Comunicadores asistirán a diálogo

PANAMÁ. El primer intento para entablar el diálogo por la libertad de expresión se desarrolló ayer en la Curia Metropolitana en ausencia...

PANAMÁ. El primer intento para entablar el diálogo por la libertad de expresión se desarrolló ayer en la Curia Metropolitana en ausencia de los principales gremios periodísticos del país.

Al concluir la reunión, Aníbal Galindo, designado por el Órgano Ejecutivo como interlocutor por el gobierno, hizo un llamado a los gremios de comunicadores para que asistan a las conversaciones.

Galindo aclaró a los comunicadores que no hay intención del Ejecutivo de negociar la libertad de expresión, sino de conocer de viva voz de los protagonistas cuáles son los hechos que les preocupan y expresar qué le incomoda al gobierno.

En tanto, Norma Núñez Montoto, presidenta del Consejo Nacional de Periodistas (CNP), dijo a La Estrella que no asistieron al encuentro porque se quedaron esperando información sobre quiénes serían los representantes del gobierno.

La dirigente de los periodistas lamentó, además, que ayer recibieran una llamada telefónica de una persona a la que no identificó, pero que era uno de los supuestos interlocutores que les preguntó ‘quiénes eran ellos para estar descalificando a las personas que había designado el presidente, Ricardo Martinelli’. Esta persona los calificó de ‘norieguistas’.

Montoto se negó a decir quién era la persona que hizo la llamada, pero se mostró en desacuerdo con la manera en que se les había tratado.

Expresó plena disposición a sentarse a conversar con Aníbal Galindo, a quien consideran un caballero con el que se puede conversar.

Recalcó que los gremios periodísticos están en plena disposición de participar en el diálogo que les hizo el presidente Martinelli y el arzobispo, José Domingo Ulloa, pero que hasta ayer no los habían convocado a una nueva reunión. Montoto dijo que los comunicadores sociales ‘no están interesados en chocar con nadie’, sino en buscar una armonía con los personeros del gobierno.