Temas Especiales

01 de Apr de 2020

Nacional

Terreno de la feria sigue en discusión

PANAMÁ OESTE. Para la presidenta de la Feria Internacional de La Chorrera, Yusaida Marín, el arrendamiento de las tierras donde se desar...

PANAMÁ OESTE. Para la presidenta de la Feria Internacional de La Chorrera, Yusaida Marín, el arrendamiento de las tierras donde se desarrolla el evento es muy costoso e imposible de pagar, pero considera que ese pago habría que verlo en su parte legal para darle un punto final.

Cabe señalar que antes del último evento celebrado en el mes de enero del presente año, el Consejo Municipal estableció un gravamen en el que el Patronato de la Feria de La Chorrera tenía que pagar unos 130 mil dólares correspondientes a mil dólares por cada hectárea de terreno que se utiliza para el evento que más dinero genera en el sector.

Sin embargo, ante las prerrogativas de la presidenta de la feria, Yusaida Marín, el Consejo decidió derogar el acuerdo que establecía el nuevo gravamen de las 13 hectáreas de terreno propiedad del Municipio, donde se realiza este importante evento, aceptando a cambio la donación de un pick-up que se entregaría al finalizar la pasada actividad.

Pasados casi cinco meses de realizado este evento, Marín admite que en diciembre del año pasado recibió la notificación del Concejo sobre la aprobación del acuerdo sobre el nuevo gravamen, ‘y nosotros le manifestamos que eso era una suma muy alta para la feria, que tenía muchos compromisos de arrastre por las diferentes demandas que teníamos que enfrentar’.

Agrega que viendo la situación, ‘los honorables representantes acordaron que nos iban a apoyar hasta el 2013, nos iban a perdonar esta intensión que realmente no sé si funciona o no porque hay que ver que el Patronato de la Feria cuenta desde hace años con un acuerdo que en su momento se había aprobado como de uso público, porque esta feria no es mía ni de nadie en particular’.

La presidenta del patronato alega no saber qué ha pasado ahora que nuevamente han presentado el acuerdo tratando de cobrarle la suma de 130 mil dólares de canon de arrendamiento anual, pues considera que es ‘una suma bastante alta, que es imposible de pagar para la feria, viendo los gastos de organización del evento y los gastos fijos y mensuales de mantenimiento, que oscilan alrededor de los 8 mil dólares por todo un año’.