14 de Ago de 2022

Nacional

LLANTO E Impotencia

En Cuidados Intensivos del Complejo Hospitalario hay llanto. Una mujer hablaba por celular y lloraba. Entre los detalles que daba por el...

En Cuidados Intensivos del Complejo Hospitalario hay llanto. Una mujer hablaba por celular y lloraba. Entre los detalles que daba por el móvil contaba que ‘había muerto a las 11 de la mañana’ de ayer. Eran las 12:30 del mediodía y en la sala de cuidados intensivos se sentía un poco de calor. Una calorcita que no debe ser, se quejaba un personal de salud porque, dice, en seguridad biológica la baja temperatura ayuda a contrarrestar las bacterias nosocomiales.

Algunas camas vacías y otras ocupadas con personas atadas a aparatos. Aún se atienden pacientes en la sala donde se detectó la bacteria que ha segado vidas de asegurados. Una sala que algunas de sus paredes son de gypsum y de madera. Néstor Sosa, director del Instituto Gorgas, dice que ese tipo de paredes no son las más adecuadas para estas instalaciones porque no son fáciles de limpiar.