03 de Dic de 2022

Nacional

Blandón critica a expresidenta Moscoso; Burillo la invita a retomar liderazgo

Aparentemente las heridas en el Partido Panameñista no han sanado, siguen los resentimientos contra la expresidenta de la República y e...

Aparentemente las heridas en el Partido Panameñista no han sanado, siguen los resentimientos contra la expresidenta de la República y expresidenta del colectivo, Mireya Moscoso, esposa del líder Arnulfo Arias Madrid.

La noche del miércoles, Moscoso resintió de la ruptura de la alianza Cambio Democrático-Panameñismo y hasta se atrevió a decir que si ella fuera Alberto Vallarino pensaría primero en el país antes que en el partido. Casi una invitación para que el ministro de Economía no renuncie al puesto.

Luego de la destitución del vicepresidente Juan Carlos Varela como canciller el 30 de agosto de 2011, ese mismo día rompieron la alianza CD-Panameñismo, y en solidaridad los altos funcionarios renunciaron del gobierno.

La exgobernante no comparte la decisión de los actuales directivos del panameñismo y alegó en Telemetro que no debió romperse la alianza de gobierno.

Sin embargo, el diputado panameñista José Isabel Blandón, muy apegado a Varela y acusado por CD de propiciar la ruptura de la alianza, no dudó en vincular a Moscoso al pasado y acusarla de "protagonismo".

"En el Partido Panameñista hay una nueva generación de dirigentes con ganas de servir. Mireya es parte de nuestro pasado, no del futuro", expuso.

Blandón reconoce que se fajó en aquella época dura para "dar la cara" por su gobierno 1999-2004, pero afirma que "no es su momento".

"Pero veo en doña Mireya las ganas de regresar. Eso creo que sería un error suyo", asegura.

Aunque el diputado Blandón recrimina a la expresidenta, ella fue elogiada por la ministra Giselle Burillo, quien la exhorta a "retormar su liderazgo" y "salvar a los panameñistas".

Luego de su salida de la Presidencia en 2004 y de esfuerzos encabezados por el exdiputado Marco Ameglio por levantar al panameñismo junto a otros dirigentes, cambiándole incluso el nombre de Partido Arnulfista con la Resolución 70 de 10 de agosto de 2005, continúan los reproches contra la exmandataria.