10 de Dic de 2022

Nacional

Aumentan casos de KPC en hospital de Chiriquí

CHIRIQUÍ.. Las autoridades de la Caja de Seguro Social (CSS) informaron este miércoles sobre un nuevo paciente contaminado con la bacter...

CHIRIQUÍ.. Las autoridades de la Caja de Seguro Social (CSS) informaron este miércoles sobre un nuevo paciente contaminado con la bacteria Klebsiella pneumoniae carbapenemasa (KPC) en el Hospital Regional Rafael Hernández (HRRH), de David, provincia de Chiriquí. El pasado lunes, el Instituto Conmemorativo Gorgas confirmó el primer caso de KPC en este centro hospitalario.

Javier Díaz, director de Prestaciones de Salud de la CSS, quien viajó hasta esta provincia acompañado de especialistas de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), indicó que ambos pacientes fueron aislados cuando se detectó la presencia de la bacteria.

El funcionario reveló que desde la semana pasada se detectaron los dos pacientes con bacterias multirresistentes, quienes resultaron positivos.

‘Estos enfermos tienen importancia epidemiológica, porque pueden colonizar a otros en su entorno y provocar una propagación por todo el nosocomio, explicó el médico.

Díaz aclaró que ninguna de los dos personas afectadas tiene una infección activa por la presencia de la bacteria, y detalló que los mismos solo fueron colonizados (cuando la persona adquiere la bacteria, pero no desarrolla complicaciones adicionales).

Indicó que los pacientes afectados se encontraban recluidos en la unidad de medicina interna de este hospital; agregó que tras la evolución satisfactoria de uno de ellos, se ordenó su salida ayer; mientras que el otro presenta una condición estable.

Las autoridades de la CSS aclararon que no existe ninguna relación con los casos reportados en la ciudad capital, por lo que no se descarta que la bacteria haya sido traída por un paciente extranjero.

BÚSQUEDA DE NUEVOS COLONIZADOS

Ayer, los miembros de la OPS, en conjunto con el personal médico de la CSS, procedieron a revisar el estudio epidemiológico de los pacientes para determinar las salas en las que se encontraban aquellos enfermos que resultaron positivos con la KPC.

Díaz dijo que se está analizando qué áreas son las más adecuadas para mantener a los pacientes que llegasen a resultar afectados; sin embargo, manifestó que se adoptan las acciones necesarias para evitar un brote epidemiológico.

Al igual que en el Complejo, aseguró Díaz, también se procedió a realizarle una evaluación a las unidades de cuidados intensivos, y se reunieron con personal de la OPS, médicos y enfermeras del hospital.

FOCO DE BACTERIAS

El pasado 3 de septiembre, dos pacientes fallecieron en el Rafael Hernández a consecuencia de la bacteria Acinetobacter, que ataca las vías respiratorias. Y para esa fecha estaban recluidas tres personas más que se encuentran afectadas.

Atenay Ruiz de Lorenzo, directora regional del Ministerio de Salud (MINSA), aseguraba a La Estrella que no era una nueva bacteria, ya que la presencia de la misma es muy común en los nosocomios, y agregó que esta generalmente ataca a los pacientes de manera similar a la KPC: se aprovecha de enfermos críticos con sistemas de defensa debilitados.

Durante ese brote, los directivos de la CSS no decretaron las alarmas sanitarias para los familiares y los pacientes, las que realizan en el Complejo desde agosto bajo la supervisión de la comisión de la OPS.

EL MINISTRO HABLA

Aunque la KPC está apareciendo ya en dos hospitales, el ministro de Salud, Franklin Vergara, señaló a la agencia de noticias Prensa Latina que somos ‘muy estrictos en la aplicación de los controles, que son cada vez más rigurosos en cuanto a la asepsia de los lugares físicos, del personal que trata a los pacientes y la instrumentación, todo dirigido a restarle, cada vez, más posibilidades de hacer daño’.

El médico manifestó que el ministro respondió que en todos los hospitales hay bacterias y planes para controlarlas, pero el problema es cuando se hacen resistentes a los medicamentos usuales, como ha sido el caso de la KPC, que ha demostrado ser resistente a la mayoría de los antimicrobianos existentes y especialmente a los de últimas generaciones.

El titular aseguró que hay una vigilancia de los porcentajes de afectados, porque después que pasan del cuatro por ciento ya la situación es más complicada y comienzan a multiplicarse los problemas.

Mientras que los casos aumentan, en el Complejo se derribaron las paredes de los cuartos de cirugías como medida de contrarrestar el brote, pese a que los infectólogos aseguran que la bacteria se pasa por instrumentos médicos o contacto de manos.