Temas Especiales

15 de Jan de 2021

Nacional

Comienza la pelea por la pensión de los envenenados

PANAMÁ. Integrantes del Comité de Familiares de Víctimas por el Derecho a la Salud y la Vida solicitarán cortesía en la sesión de la Jun...

PANAMÁ. Integrantes del Comité de Familiares de Víctimas por el Derecho a la Salud y la Vida solicitarán cortesía en la sesión de la Junta Directiva de la Caja de Seguro Social (CSS) de este martes para explicar las razones por las que se oponen al pago de pensiones vitalicias a sobrevivientes del envenenamiento masivo con dietilenglicol.

Recién difundida la noticia del pago y sus condiciones, por el director general de la CSS, Guillermo Sáez Llorens, a los familiares y sobrevivientes les inquietó los nombres listados y el monto calculado para cada paciente.

Daniel Sarmiento, integrante de esta agrupación, sostiene que desconoce la forma en que se determinó la suma. Y sobre la mensualidad anunciada por Sáez Llorens dice que le pedirán a la Junta Directiva que se aumente hasta 3,000 el pago mensual.

Sarmiento critica que a cinco años de la tragedia provocada por la CSS, los sobreviviente aún no reciban las atenciones médicas prometidas. Y Cita que a la paciente Briceida Moreno se le dan los medicamentos, y además fue afectada con la bacteria KPC.

¿PAGOS DOBLES?

‘Lo que conozco es que hay 97 personas en la lista para los primeros pagos, algunos de éstos ya se le pagó en el gobierno del expresidente Martín Torrijos, lo que ellos llamaron ayuda humanitaria’.

En ese entonces, se repartieron unos 6 millones de dólares entre sobrevivientes y familiares de fallecidos. Y las sumas de aquel entonces todavía son cuestionadas por el movimiento.

‘Hubo personas que recibieron 300 mil, 200 mil, cien mil, 80 mil dólares, dice Sarmiento, y no sé bajo qué criterio se hizo eso, si era por edad, por apellido, por condición de afectación’, lamenta el dirigente.

Estos pagos también son cuestionados por Pedro Montañez, quien tiene carné de afectado emitido por el Centro Especializado de Toxicología y firmando por el director Nacional de Prestaciones de Salud de la CSS, Javier Díaz, pero no está dentro del lote de 97 pensionados vitalicios.

‘La actuaria Marianela Morales le pagó a presuntos envenenados, dejando por fuera del apoyo a personas que sí estamos afectados por el veneno y ahora quedamos fuera nuevamente’, explica Montañez.

Montañez, que tiene una hermana que recibió la ayuda humanitaria y otro hermano fallecido que también ingirió este medicamento, sostiene que ‘tampoco podemos confiar en la lista que da el Instituto de Medicina Legal de los casos porque éste no cuenta con expecialistas en toxicología para evaluar los casos’.

La lista de los 97, según el director de la CSS, le fue dada por el Instituto de Medicina Legal y corresponde a los sobrevivientes vivos positivos de la tragedia. Están registrados tanto menores de edad como adultos.

‘Según el director no se le pagará a las personas que no tengan las cuotas, entonces cómo fue que se le calculó la pensión a los niños que están en la lista si ellos no han cotizado’, pregunta Sarmiento.

NO RENUNCIAREMOS

Pero más que los montos de las pensiones, a los miembros del Comité, les ha disgustado que Sáez Llorens les exija que para poder cobrar ese dinero tengan que renunciar a todos los procesos legales interpuestos tanto a la CSS como a los directivos cuando ocurrió la tragedia.

‘No sé cuántas demandas son, pero son bastantes las que hemos interpuesto por el caso del dietilenglicol, y acordamos que tampoco lo vamos a hacer’, adelantó Sarmiento.

Montañez tiene otra tesis de la lista. Dice que los números son bajos porque todos los gobiernos han buscado minimizar la tragedia’.

Este nuevo plan de compensación de la CSS, al igual que el aumento de los jubilados, requerirá la reforma de la Ley 51 de la CSS.

El documento que fue enviado por Sáez Llorens a la Junta Directiva plantea que al asegurado cotizando, el monto de la pensión será el último salario, en caso de que sea por debajo se le entregará el mínimo que da la CSS, que son 235 dólares y en caso donde gane por encima de la pensión máxima, se le entregará 1,250 mensuales.

Sobre el impacto en los recursos de la CSS, que según Sarmiento, serán cargados al programa de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) que registró un déficit en 2010 de 150 millones de dólares. El documento advierte que los montos a pagar aumentarán con los años en la medida en que el Instituto de Medicina Legal vaya determinando, de acuerdo con los estudios que efectúe, más casos positivos.

NÚMEROS ALTOS

Los costos de los afectados que han presentado denuncias en las fiscalías se desglosan así: Los asegurados inactivos son 13, que representarán 36,660 dólares anuales en pensiones. Los asegurados son 775 que representarán 3, 748,832 dólares. Los beneficiarios son 352 que representarán 992,640. Los jubilados son 24 y representan 73, 891 dólares. Los no asegurados son 249 y representan 724, 399 dólares. Los pensionados son 195 y representan 674,224 dólares. En total serán 1,590 pacientes y costarán 6,250, 646 dólares anuales.

OTRA DUALIDAD

A los afectados que ya recibe una pensión no le han a pedir que renuncien a la más baja y que se quede con la más alta porque la ley no permite tener dos pensiones, pregunta Sarmiento, revisando un cartapacio de documentos del caso.