Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Nacional

Situación difícil en la familia de las siamesas

COCLÉ. Con lágrimas en los ojos, ayer en horas de la mañana nos recibió la señora María de Jesús Martínez, abuela de las siamesas que na...

COCLÉ. Con lágrimas en los ojos, ayer en horas de la mañana nos recibió la señora María de Jesús Martínez, abuela de las siamesas que nacieron hace tres días en el Hospital Aquilino Tejeira de Penonomé.

Sus primeras palabras fueron que la familia no esperaba una noticia como esta, pero bueno, ‘Dios lo permitió así y lo debemos de enfrentar, esto ha sucedido, pero no lo esperábamos’, recalca.

La mujer asegura que su hija se hizo sus exámenes, pero en ningún momento le dijeron que tendría dos niñas; le decían que sería varón o niña’, afirma la consternada abuela.

VIVIENDA

La familia Ovalle reside en Chiguirí Arriba, a orillas de la carretera principal; con mucho esfuerzo, los 10 hijos de la familia han arreglado su casa, que antes era de penca y tierra, pero hoy están terminando el cambio a cemento, bloques y zinc.

En la humilde vivienda viven los abuelos, en compañía de la pareja y otros dos hijos.

ULTRASONIDO

Indica la señora María de Jesús que en una clínica privada de Penonomé se realizó el ultrasonido y nada dejó entrever la situación de las niñas; incluso, el médico bromeando le dijo a Elsie que tendría ‘un soldado’.

En todos los exámenes le decían que todo estaba bien; hasta el último examen así lo creyó la familia.

Es de esperarse la sorpresa de todos, cuando al momento del parto, el resultado fueron dos niñas que comparten órganos vitales.

Por su condición, las bebés fueron trasladadas al Hospital del Niño, en la ciudad de Panamá, donde permanecen estables; y existe la posibilidad de que sean trasladadas a Estados Unidos para su revisión. Los especialistas hacen las consultas necesarias, señalan los familiares.

NO TENEMOS RECURSOS

Con preocupación y entre lágrimas, la señora confiesa que ella está muy triste, ‘yo pido ayuda porque no tenemos recursos, yo soy diabética y mi esposo también está enfermo; lo único que tenemos es esta casita que mis hijos nos arreglaron, esto me duele mucho’, dijo conteniendo las lágrimas.

Agrega que su hija tiene una niña de 4 años y este era su segundo embarazo; que al igual que el primero fue por cesárea.

La tía de las siamesas, María Ovalle, dice que ‘ha sido bastante sorprendente porque ella se hizo todos sus exámenes y al momento del parto nos dicen que fueron dos bebés; necesitamos la ayuda de las demás personas del pueblo, porque no estábamos preparados para esto; mi hermana soñaba con un solo bebé y se había preparado para uno y le habían dicho que era un varón, un solo bebé’.

La joven madre, al parecer se comenzó a sentir mal en horas de la tarde y en la noche la llevaron al hospital.

Al principio pensaron que había roto fuente, pero luego se percataron de que algo no iba bien, dice María.

El papá de las niñas, Jav ier Antonio Cedeño, se mantiene en Panamá con sus niñas, mientras que su esposa aún se recupera en el hospital en Penonomé.

Al respecto, el representante de Chiguirí Arriba, Nieves Ruiz, dijo que ante una situación como esta, ayudará a la familia en todo lo posible y gestionará el apoyo de otras instancias, porque se trata de personas muy humildes de su comunidad.