Temas Especiales

27 de Nov de 2020

Nacional

La otra cara del ‘pleno empleo’

PANAMÁ.. Las cifras de la última Encuesta de Hogares de la Contraloría General de la República es reveladora: señala que Panamá tocó el ...

PANAMÁ.. Las cifras de la última Encuesta de Hogares de la Contraloría General de la República es reveladora: señala que Panamá tocó el índice de desempleo más bajo en las últimas décadas, 4.5 % de los panameños; sin embargo, también muestra que casi medio millón de personas en edades productivas forman lo que llaman ‘los informales’.

Estos trabajadores se observan a diario ofreciendo productos y servicios en aceras, autobuses, de puerta en puerta no tienen cobertura de la Caja de Seguro Social (CSS). No son cotizantes, lo que traería un problema en el futuro: el Estado tendría que darle atención médica de forma gratuita.

Así, Panamá es admirada en la región. 1.5 millones de panameños están empleados. Y los trabajadores esperan el mayor incremento en el salario mínimo este 15 de diciembre, fecha en que la Comisión que discute este tema, deberá entregar la propuesta, la cifra mágica.

‘Ese porcentaje de 4.5 de desempleados en realidad esconde muchas cosas’, dice el economista Rolando Gordón. ‘No podemos hablar de pleno empleo cuando tenemos esa cifra de 41. 1% de informales que están allí porque no encuentran una plaza

en el sector formal’.

‘Se incluye a vendedores de flores, de tarjetas, de productos, buhoneros en ese rango de pleno empleo, que si se le ofrecen un empleo con décimo tercer mes, vacaciones y Seguro Social dejarían la actividad de la calle para formalizarse’, sostiene Gordón.

LA POBREZA PERSISTE

Pese a que 31,535 panameños lograron colocarse entre agosto de 2010 y agosto de 2011, la calidad de vida no ha mejorado, opinan especialistas. ‘Vemos que el desempleo bajó, pero siguen más personas pobres, la calidad de los empleos es baja’, subraya el economista Horario Estribí.

Esta situación, advierte Estribí, no permite la movilidad social. Entre las soluciones menciona el mejoramiento de la educación y la capacitación de trabajadores en diversas ramas, como idiomas y las nuevas tecnologías.

Estribí dice que debe implementarse una mayor flexibilidad en el mercado laboral. ‘Es muy costoso contratar y botar a una persona, además tenemos la mano de obra más cara, lo que no significa que es la más productiva de la región’.

OTRA CARA DE LA MONEDA

Rafael Chavaría está sentado en la mesa tripartita - empresarios, gobierno y trabajadores- que discute el salario mínimo. ‘Por un lado el empleo ha mejorado, lo que es bueno para el pueblo, pero tenemos que recordar que son vacantes precarias. 200 mil personas ganan menos del salario mínimo y son pobres, para ellos tener empleo no les permite mejorar considerablemente su calidad de vida’, cuestiona el dirigente.

‘Este tema es muy delicado. Todavía no podemos hablar de pleno empleo porque hay que darle solución a esos miles de panameños que merecen una mejor calidad de vida porque el país mantiene un crecimiento superior a muchas otras naciones’, considera Chavarría.

LA CIFRA MÁGICA

Un aumento sustancial en el salario mínimo podría ser el imán para que los informales entren a lo formal. ‘Cualquier cifra que se mencione antes del 15 de diciembre no ha salido de la Mesa. La próxima semana presentaremos nuestra propuesta integral’, dice Chavarría.

Gordón sugiere que el salario mínimo debe aumentarse. ‘La gente no ve el crecimiento económico por el aumento de la inflación. Hay que crear empleos de todo tipo para estos informales.

Chavarría aboga por el sector formal, al que hay que darle aumento del salario mínimo y aumento general de salario y así mejorarle la calidad de vida.

Estribí dice hay que eliminar las barreras para las micros y pequeñas empresas que en la actualidad obliga a andar en lo informal.