Temas Especiales

25 de Feb de 2021

Nacional

Gremio magisterial cuestiona aumento de horas de clases en Panamá

Un “carnavalazo”, así llamaron los docentes miembros de la Asociación de Educadores Veragüenses (AEVE), al resuelto 659 del 10 de febre...

Un “carnavalazo”, así llamaron los docentes miembros de la Asociación de Educadores Veragüenses (AEVE), al resuelto 659 del 10 de febrero con el que se implementa un nuevo esquema de la jornada escolar, que incluyen horas de 45 a 60 minutos, en todos los centros educativos en las etapas de premedia y en el segundo nivel de enseñanza; el cual lleva la firma de la ministra de Educación, Lucy Molinar.

Yadira Pino, secretaria general de AEVE, dio a conocer que nuevamente, la titular de Educación ejerce una posición arbitraria y sin consultar a los entes que tienen que ver en la educación, que son los padres de familias, los estudiantes y los educadores; al mismo tiempo que criticó que el documento que lleva la fecha del 10 de febrero 2012, no aparezca ni en el sitio web de MEDUCA, ni en la Gaceta Oficial.

“Nosotros queremos hacer la salvedad que extender el periodo de clases no es nuevo, lo implementó en primera instancia el ministro Pablo Thalassinos en el año 1997 a través del resuelto 177, sin embargo, no se implementó porque las condiciones de las escuelas a nivel nacional no se prestan para una jornada escolar más larga”, dijo Pino.

Alegó que la idea no es mala, el problema está en la forma como se quiere implementar; ya que se está haciendo de manera improvisada, impositiva y sin consultar a los actores que tienen que ver en la educación.

“Para extender la jornada de clases se debió tomar en cuenta a los docentes o a los gremios, porque representamos a la educación colectiva de este país".

La denuncia de los docentes de AEVE recae en el hecho de que para hacer una jornada más larga de clases se tiene que tener las condiciones óptimas y adecuadas en cada aula; esto sería mobiliario apropiado, salones con aire acondicionado, equipo multimedia, que haya un solo turno y no dos; es decir un ambiente adecuado para que el estudiante este cómodo y no se desgaste al igual que el docente.