02 de Oct de 2022

Nacional

Preocupa futuro del diálogo: APEDE

Los directivos de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (APEDE), en Chiriquí, manifestaron su preocupación por el destino que...

Los directivos de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (APEDE), en Chiriquí, manifestaron su preocupación por el destino que pueda correr la mesa del diálogo, donde se discute una ley especial que prohíba la exploración y explotación minera en la comarca Ngöbe Buglé.

Leonel Sanjur, presidente de este gremio en la provincia de Chiriquí, instó a las partes a llegar hasta el final y no abandonar las conversaciones; ya que sostiene que es la única forma viable de resolver esta problemática. El país no puede seguir viviendo de sobresalto en sobresaltos, apuntó.

“La única forma de llegar a acuerdos, es a través de la concertación”. Es momento que cada una de las partes aporte lo que corresponde y que se defina de una vez por todas el diálogo, señaló

Indicó que los cierres registrados en el mes de febrero -del presente año- provocaron cuantiosas pérdidas; de las cuales muchas empresas aún no se han recuperado. No es prudente que siga habiendo estos cierres porque afecta el normal desenvolvimiento de la provincia en todos los aspectos, agregó.

Manifestó que es necesario definir posiciones y lograr un acercamiento de las partes.

Las declaraciones de Sanjur surgen ante las amenazan que han surgido de grupos indígenas, quienes han hecho un llamado a la cacique, Silvia Carrera y a los miembros de la Coordinadora por la Defensa de los Recursos Naturales y Derecho del Pueblo Ngöbe, a levantarse de la mesa del diálogo, ya que aseguran que las negociaciones no tienen ningún avance.

Mijita Andrade, cacique general suplente, dijo que están solicitando que la mesa del diálogo se traslade a San Félix, ya que no confían en la forma que se están llevando las negociaciones. Expresó además que no descarta el cierre de calles.

En tanto Alberto Montezuma, fiscal de la Coordinadora, reiteró que desconocen a este grupo que se ha tomado la base “cero”, ubicada en el cruce de San Félix, ya que no está siguiendo los lineamientos que está dictando la Coordinadora. Explicó que esta base se trasladaría ahora a Hato Chami, para evitar enfrentamientos entre los propios indígenas.