Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Nacional

La CSS, más cerca del caos que de las soluciones

PANAMÁ. A medida que pasan los días, la situación se torna más complicada. Al margen de los cierres de vía y de los enfrentamientos entr...

PANAMÁ. A medida que pasan los días, la situación se torna más complicada. Al margen de los cierres de vía y de los enfrentamientos entre trabajadores de la Caja de Seguro Social (CSS) y las unidades del Control de Multitudes de la Policía Nacional, la atención a los usuarios de los servicios médicos cada vez se afecta más.

Ayer, al igual que las fechas precedentes, los puestos de salud pública trabajaron a menos de la mitad de su capacidad.

La palabra mágica: diálogo, es la gran ausente en toda esta polémica.

El otro ausente es Guillermo Sáez Llorens, quien por estos días estuvo fuera del país en viaje de vacaciones. Sin duda, estas no fueron sus mejores vacaciones porque -según algunos de sus allegados- estuvo monitoreando la situación y girando instrucciones a través de las facilidades digitales disponibles. Trascendió que se reintegra a su cargo a partir de hoy.

Su adjunto, el abogado Marlon De Souza -quien ha estado al frente de esta crisis- ayer reiteró que mientras persistan las presiones no habrá entendimiento.

Las horas del día ayer pasaban y el encuentro más esperado entre las autoridades del gobierno y los huelguistas, que se podría dar en horas de la tarde, no se llegó a concretar.

Ante la ausencia de las autoridades al llamado para entablar la mesa del diálogo con la mediación de la Iglesia Católica, en la capilla San Antonio de Padua, en Miraflores, los manifestantes se reunieron en la Curia Metropolitana para dar el informe del tercer día de presión y las medidas que se seguirán tras la negativa de las autoridades.

El dirigente Gerardo González dijo que se decretaba la huelga de forma indefinida.

Además, dieron a conocer que se creó una Coordinadora de Trabajadores de la Salud compuesta por cinco asociaciones de empleados de la Caja.

González adelantó que el gremio de los trabajadores de Registros Médicos se unía al paro; aunque su dirigente, Cecilio Triana, lo niega.

EN EL RESTO DEL PAÍS

El manto que arropa la huelga de los médicos desde hace cuatros días alcanza las provincias.

Desde muy temprano, los manifestantes salieron a exigir sus derechos.

Esa fue la actuación que tomaron los funcionarios de la CSS que laboran en el Complejo Hospitalario Manuel Amador Guerrero y las Policlínicas Hugo Spadafora y la de Sabanitas, cerraron los cuatro paños de la vía Panamá-Colón, frente a esta última unidad ejecutora.

Los que no se quedaron atrás ante las medidas de presión fueron los trabajadores de la Caja, pero en Chiriquí, quienes dijeron que mantendrán paralizadas las labores en la provincia hasta tanto las autoridades que dirigen esta entidad, se sienten a dialogar con la dirigencia.

Julio Osorio, presidente de le Asociación de Médicos del Hospital Regional Rafael Hernández, en la ciudad de David, indicó que han sido obligados a adoptar esta medida de fuerza, ya que los acuerdos de 2011 no se cumplieron.

Mientras tanto, la región de Veraguas sigue también con las medidas de presión. En la policlínica Horacio Díaz Gómez, en su tercer día de paro de labores, la atención a los asegurados no se estaba dando a un 100%.

El doctor Juan Ortega, de la coordinadora médica en la provincia de Veraguas, explicó que en este tercer día de paro la administración les prohibió el uso del salón de reuniones de la institución.

Por su pate, Gumersindo Barsallo, director de la Caja de Seguro Social en la provincia de Veraguas, dio a conocer que en la estación ejecutora de salud hay un salón de reuniones, el cual es utilizado por todos los departamentos de esta entidad, por lo que no se puede estar utilizando para este tipo de reuniones.

(Con información de Raúl López, María Fajardo y Oscar Sánchez).