Temas Especiales

06 de Feb de 2023

Nacional

Informe de EEUU es una ‘opinión’

PANAMÁ. El informe del Departamento de Estado de Estados Unidos es visto por el Gobierno como una simple ‘opinión’. El canciller, Robert...

PANAMÁ. El informe del Departamento de Estado de Estados Unidos es visto por el Gobierno como una simple ‘opinión’. El canciller, Roberto Henríquez, dijo que el Gobierno ‘lo recibe como una opinión, lo evalúa (no es un mandato) y en aquellos aspectos que consideramos objetivos, mejoraremos’.

El documento ‘Práctica de Derechos Humanos’ 2011 indica que, en el último año, en Panamá se han producido abusos contra los derechos humanos.

Las principales denuncias giran en torno a corrupción en los tres Órganos del Estado y en la Seguridad Pública; condiciones inhumanas en las cárceles, ineficiencia judicial y discriminación entre diferentes grupos.

El sistema judicial es susceptible a la corrupción y a la influencia externa. También, surgieron acusaciones de manipulación del poder por otras instancias gubernamentales, señala el documento.

El Departamento de Estado se hizo eco de las denuncias presentadas por miembros de distintos sectores de la sociedad civil y políticos, sobre ‘pinchazos’ telefónicos.

Respecto a la libertad de expresión y de prensa, el gobierno utilizó varios recursos contra los medios de comunicación para intentar silenciar las críticas contra su gestión.

Para el activista de derechos humanos Roberto Troncoso, este informe no hace más que reflejar lo poco que hacen las instituciones dedicadas a defender los derechos humanos en Panamá. Tal es el caso de la Defensoría del Pueblo, mencionó. Cree que la transparencia y el combate a la corrupción fueron encontradas débiles porque no se han aprobado las reformas constitucionales ni electorales.

Según el canciller, Panamá no está obligado a cumplir con fortalecer las debilidades señaladas, pero es un claro llamado a mejorar.

Inicialmente, el Congreso estadounidense ordenó estos informes con el fin de ayudar a las decisiones referentes a la ayuda exterior, militar y económica.

Hoy, estos documentos plasman las áreas en las que se ha progresado, dónde se ha avanzado con lentitud y dónde se ha retrocedido.