Temas Especiales

04 de Jun de 2020

Nacional

Invasores quieren comprar tierras

PANAMÁ.. Isis Franco tiene 19 años y espera su primer hijo, que nacerá en este lugar si no es desalojada por los propietarios del terreno.

PANAMÁ.. Isis Franco tiene 19 años y espera su primer hijo, que nacerá en este lugar si no es desalojada por los propietarios del terreno.

La de Franco es una de las 40 familias que aseguran no tener dónde vivir o que ya no quieren seguir ‘arrimados’ en casas de los padres y suegros y decidieron tomarse los terrenos ubicados en el sector de La Milagrosa, propiedad que dicen es de la Universidad de La Paz, cerrada este año por no cumplir con las normas que rigen la educación superior.

La extensión que ocupan está a orillas de la autopista en La Chorrera. Ellos aseguran que los lotes estaban baldíos, nadie los limpiaba desde hacía más de ocho años y se habían convertido en guarida de maleantes y de culebras.

‘Mandamos una carta al dueño solicitándole que viniera a cortar la maleza. Allí vivía una ola de mosquitos transmisores de enfermedades. Nunca apareció, lo limpiamos y construimos, pero si el dueño está dispuesto a vendernos le compramos’, indicó el vocero de los precaristas.

Hasta la fecha los invasores no han tenido ningún contacto con los propietarios del territorio. En el lugar se observan casitas hechas de zinc, madera y pencas, algunas de ellas con una cama dentro, sin agua, luz ni un lugar donde hacer sus necesidades, lo cual resuelven yendo a casas de sus familiares que están a unos pasos del lugar donde se encuentran.

Ante el temor de que las casas sean derribadas, como ha pasado en otros lugares con situaciones similares, los precaristas pasan en el sitio hasta casi llegada la madrugada custodiando el terreno invadido.

Javier Herrera, alcalde de La Chorrera, dijo tener conocimiento de la invasión de los terrenos privados, por lo que hay que ver qué solución se le da a estas personas y adelantó que no hay dónde reubicarlos.