Temas Especiales

29 de Sep de 2020

Nacional

Ilegales: el borrón y la cuenta nueva

PANAMÁ. En el limbo. Así quedarán los extranjeros a quienes pronto se les vencerá el permiso de trámite migratorio obtenido durante los ...

PANAMÁ. En el limbo. Así quedarán los extranjeros a quienes pronto se les vencerá el permiso de trámite migratorio obtenido durante los pasados procesos de regularización extraordinario ‘moratorio’, llamado ‘Crisol de Razas’.

Quedarán otra vez ilegales y tendrán que hacer su trámite normal para conseguir su residencia permanente, explicó Didacio Camargo, vocero del Servicio Nacional de Migración (SNM).

Nora Sotelo es colombiana y hace un mes renovó su permiso. Sin embargo, cree que este proceso en vez de ayudar al extranjero, lo obliga a gastar más dinero en un programa que —dice— está sujeto a manipulaciones de las autoridades.

A otro ciudadano de origen nicaragüense quien prefirió el anonimato, se le venció su permiso en marzo y ahora se las juega porque no ha conseguido reunir el dinero para renovarlo.

Estos son algunos casos de extranjeros que se preguntan si se realizará otro proceso que les permita extender su estadía en Panamá.

En respuesta a ello, Camargo explicó que el Ejecutivo es quien determinará cuándo se realizará otro proceso de trámite migratorio. Agregó que los extranjeros que se les vence su permiso migratorio siguen siendo ilegales y tendrán que buscar los medios para su regularización. ‘Es un trámite más costoso que dependerá de los honorarios que cada abogado le cobre a su cliente’, dijo

LA OPCIÓN ES LA RESIDENCIA

Sobre las características de las ferias de migración, Javier Carrillo, director del SNM, reiteró que el programa no busca legalizar completamente a los extranjeros.

‘La intención es que las personas cumplan con la ley, que ahorren durante dos años para obtener su residencia permanente’, recalcó Carrillo.

Carrillo antes señaló que la manera de hacer que los ilegales tengan sus permisos de trabajo es mediante un programa flexible.

Camargo, por su lado, aseguró que más que renovar permisos migratorios, el gobierno busca reducir la cantidad de ilegales que hay en el país.