Temas Especiales

26 de May de 2020

Nacional

La materia pendiente del sistema educativo

PANAMÁ. El sistema educativa panameño navega entre la bonanza y la escasez. . Los fondos que el Estado destinará al sector educativo pú...

PANAMÁ. El sistema educativa panameño navega entre la bonanza y la escasez.

Los fondos que el Estado destinará al sector educativo público al finalizar el año superarán los mil millones de dólares, pero el perfil de los egresados aún no es atractivo para grupos empresariales. La carencia de mano de obra calificada sigue siendo el talón de Aquiles en el país.

El debate no es nuevo. Año tras año, los empresarios lo reiteran y las autoridades gubernamentales ensayan planes.

El Ministerio de Educación (Meduca), por ejemplo, impulsa desde el 2010 una transformación curricular y durante la pasada administración de Martín Torrijos, se reestructuró el Instituto Nacional para la Formación Profesional, que pasó a ser el Instituto Nacional de Formación Profesional y Capacitación para el Desarrollo Humano (Inadeh), con la finalidad de abrir el abanico de especializaciones técnicas.

Actualmente, el Inadeh tiene una gama de mil 271 cursos o programas distribuidos en tres áreas: agropecuaria, industrial y comercio y servicio.

El informe preliminar del Inadeh, con fecha de junio pasado, da cuenta de que en lo que va del año, 13 mil 702 personas han sido capacitadas, la mayoría en el sector de comercio y servicio (10 mil 44). Le sigue el área industrial, con 2 mil 802 personas.

Pero aún así, el sistema educativo no logra satisfacer la demanda. Los grupos empresariales han dado a conocer algunas áreas que más requieren mano de obra calificada. Hablan del campo de las finanzas, turismo bilingüe e ingeniería técnica, civil e industrial; logística, entre otras.

Antonio Fletcher, expresidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), dijo que esta realidad es como consecuencia del dinamismo de la economía panameña. Algunos sectores han crecido demasiado rápido, lo que provoca escasez de mano de obra calificada, amplió.

Otro de los aspectos que anota el empresario es que la educación media pública no está preparando a los jóvenes con el perfil que requieren las empresas.

Igual consideración tiene Félix Cuevas, presidente de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas (Apede). ‘Nuestros estudiantes no se están preparando en atención a las demandas de las empresas que se están estableciendo en el país, con especial énfasis en las carreras técnicas’, dijo.

LOS MILLONES EN EDUCACIÓN

En medio de estas consideraciones están los millones de dólares que el Gobierno destina a la educación. Solo el Meduca cuenta para este año con un presupuesto de 910 millones de dólares y tres programas (bono, mochila y beca universal) que desarrolla el Gobierno absorben otros 178 millones de dólares.

La viceministra de Educación, Mirna de Crespo, ha defendido estos programas alegando que ayudan a disminuir la deserción escolar.

Cuevas consideró que las inversiones están orientadas a satisfacer la demanda del sector empresarial, pero se requiere una orientación a los estudiantes sobre cuáles son las carreras prioritarias que garanticen un puesto laboral.

Fletcher, en tanto, apunta a fortalecer la educación media pública. Hay mucha deficiencia en la enseñanza media pública y se refleja cuando ingresan a las universidades.

Apede dedicó su conferencia anual CADE del 2010 al tema educativo. Entre las conclusiones que se plantearon está la ‘necesidad urgente’ de contar con un sistema educativo ‘actualizado que cumpla con el nivel de capacidad que exigen las empresas’.

También se propuso que el horario escolar sea de ocho horas al día con 45 minutos de clases por materia, dos recreos y un máximo de 30 alumnos por salón. Además de que los estudiantes realicen examen de entrada a los bachilleratos y restructurar los planes de estudios.

Los representantes del sector empresarial esperan los resultados de la transformación curricular que impulsa el Meduca, pero como ellos dicen ‘toma tiempo’.