Temas Especiales

01 de Jun de 2020

Nacional

‘Carros bomba’ encienden alarmas en el Benemérito

PANAMÁ. El pasado viernes cuando se ‘‘dispararon’’ las alarmas por el incendio de la Casa de la Carne, en El Cangrejo, hubo inquietud en...

PANAMÁ. El pasado viernes cuando se ‘‘dispararon’’ las alarmas por el incendio de la Casa de la Carne, en El Cangrejo, hubo inquietud en el cuartel de bomberos de Carrasquilla, el Darío Vallarino. El nuevo carro bomba del cuartel no arrancó.

Pero no era la primera vez que ocurría una anomalía como esa. En el cuartel Florencio Arosemena, de San Miguelito, sucedió algo similar hace unos meses. Es un problema que enfrenta el Cuerpo de Bomberos de Panamá con los nuevos camiones de control de incendios que fueron adquiridos —el año pasado— en dos procesos de licitación denunciados por irregularidades.

La empresa ganadora (consorcio Firecorp y Rosenbauer America LLC) no cumplió con uno de los requisitos fundamentales: la certificación ISO 9001. Ahora, a lo interno de la institución hay inquietud por el futuro de los 33 nuevos vehículos.

Incluso, dos bomberos que formaban parte de la comisión evaluadora salvaron su voto en la adjudicación de los actos públicos.

Algunos de estos vehículos presentan diversas fallas que fueron contadas a La Estrella por una fuente ligada al Cuerpo de Bomberos de Panamá. Los bomberos temen hablar a los medios de comunicación porque han sido amenazados con ser despedidos si hablan de estas irregularidades y de los problemas internos de la institución.

Las anomalías que han detectado los bomberos son diversas y van desde lo más simple, como que algunos indicadores del tablero de controles no funcionan, hasta complejidades de orden mecánico.

LA LISTA ES LARGA

El camión del cuartel de Carrasquilla, que no arrancó el pasado viernes, fue sacado de circulación hasta el día siguiente que pudo ser reparado, pero entre los camisas rojas quedó la interrogante: ¿cómo es que en una emergencia tan importante los camiones no van a funcionar?

Ese carro bomba llegó con un defecto. La cabina está inclinada hacia la izquierda y ‘no han podido enderezarla’, comentó la fuente.

El sistema de alerta para los cinturones de seguridad en 15 carros está defectuoso. Cuando se instala el cinturón, la pantalla indica que no está puesto, esa es otra de las irregularidades que han reportado los bomberos.

Uno de los camiones —‘el número 300’— señaló la fuente, está fuera de servicio por problemas del fan clutch, fuga de aceite en el motor y la transmisión.

Algunos daños se han dado después que fueron recibidos por las autoridades gubernamentales y otros llegaron con los camiones.

Algunos de los vehículos no tienen las tapas de aluminio sobre las camas de mangueras, lo que ya ocasionó lesiones a un bombero en Tocumen.

La lista no termina y no solo repercute en el área metropolitana. En los cuarteles del interior del país también se entregaron nuevos camiones que presentan problemas. En La Villa de Los Santos, por ejemplo, el camión presenta fallas en el acondicionador de aire y en el sistema de espuma.

El pasado lunes se llamó a la oficina de Relaciones Públicas del Cuerpo de Bomberos de Panamá para conocer su versión. Ayer, informaron que el director Pablo Tuñón se encuentra en el interior del país y es el único que puede hablar sobre el tema. Se comprometieron a ofrecer las declaraciones, pero después que regrese del interior. También se llamó a la empresa Firecorp, pero no hubo repuesta.

Para todas estas irregularidades los bomberos tienen una repuesta. Si la empresa no cumplió con el requisito ISO 9001, como lo exigía el pliego de cargo, los camiones tampoco cumplen con las especificaciones técnicas que se requiere para este tipo de vehículos. ¿Quién pagará los daños?